Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento adjudica esta semana el primer contrato AVE con capital privado, la conexión Albacete-Alicante

El Ministerio de Fomento, a través de Adif, prevé adjudicar esta semana el contrato de instalación y posterior mantenimiento de los sistemas de señalización y telecomunicaciones de la conexión AVE Albacete-Alicante, presupuestado en 446,8 millones de euros, según informaron a Europa Press en fuentes oficiales del Departamento.
Se trata del primer contrato de colocación de sistemas del AVE que se acometa mediante un contrato de concesión, esto es, con colaboración del capital privado.
Este proyecto será además el segundo que se adjudique dentro del Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI) puesto en marcha por Fomento en abril del pasado año. Su objetivo es impulsar obras de trenes y carreteras en colaboración con el capital privado para atajar el recorte de la inversión pública.
Adif prevé adjudicar esta obra del AVE a Alicante en el consejo de administración que tiene convocado para este viernes, 28 de octubre, según indicaron dichas fuentes.
El proyecto consiste en la instalación del sistema de señalización y telecomunicaciones del tramo AVE de 167 kilómetros de longitud que une Albacete y Alicante, además de su posterior gestión durante veinte años.
CINCO CONSORCIOS EN LIZA.
Un total de cinco consorcios de empresas compiten por este contrato. Uno es el formado por Siemens, Indra y FCC, un segundo lo integran Ansaldo y Telvent, mientras que Bombardier y Rover Alcisa componen un tercer grupo.
El cuarto consorcio que compite por la obra está integrado por ACS (Cobra), Thales y Dimetronic, y el quinto está compuesto por Isolux, Comsa Emte, CAF y Alstom.
Según el sistema de financiación del PEI, el grupo que resulte adjudicatario deberá adelantar gran parte del importe necesario para acometer la obra. Posteriormente recuperarán este monto cobrando un canon anual de la Administración una vez que la infraestructura se ponga en servicios. El proyecto cuenta además con respaldo financiero del BEI.
Con la adjudicación y construcción de este tramo de AVE, Fomento pretender garantizar que la conexión con Alicante por Alta Velocidad se ponga en servicio en 2012.