Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento explotará las autopistas rescatadas para que paguen sus deudas sin ayudas públicas

El Ministerio de Fomento gestionará las nueve autopistas de peaje que rescatará para que generen ingresos con los que pagar la deuda que soportan y que, de esta forma, no necesiten recursos públicos, según aseguró el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá.
"Trabajamos con el objetivo de diseñar un modelo por el que las autopistas puedan atender sus deudas y sus obligaciones con sus ingresos y no con los impuestos de los ciudadanos", declaró el 'número dos de Fomento.
El plan diseñado por este Ministerio y el Ministerio de Hacienda para rescatar a las vías de pago actualmente en quiebra pasa por constituir una sociedad pública de autopistas tras previamente realizar una quita del 50% en la deuda financiera que soportan, de forma que quedaría fijada en unos 2.400 millones de euros.
El proyecto está actualmente pendiente de que los dos departamentos ministeriales den respuesta a las observaciones que las concesionarias, constructoras y los bancos implicados en estas autopistas plantearon la pasada semana.
Respecto a esta nueva sociedad, que dependería del Ministerio que dirige Ana Pastor, el secretario de Estado indicó que el objetivo del Gobierno es que las vías "generen recursos".
"Las autopistas tienen ciclos, pero en general constituyen un modelo de actividad generadora de recursos", subrayó Catalá durante su intervención en un desayuno del Clúster Marítimo Español.
"Por ello, diseñamos un modelo por el que las autopistas puedan atender su deuda y pagar sus obligaciones y no haya que hacerlo con los impuestos de los ciudadanos", reiteró el secretario de Estado.
La previsible nueva empresa nacional de autopistas, que debe aprobarse por Real Decreto, integraría a las cuatro autopistas radiales de Madrid, la Madrid-Toledo, la Ocaña-La Roda, la Cartagena-Vera, la Circunvalación de Alicante y la Eje Aeropuerto, la que une la capital con Barajas.
De esta forma, sumará 748 kilómetros de vías de pago, alrededor de una quinta parte (el 22%) de la actual red de peaje, además de algunas vías libres de tasas como la M-50 de Madrid.