Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento licitará este verano la construcción del tramo Huesca-Siétamo de la A-22 por 70 millones

El Ministerio de Fomento licitará este verano las obras de construcción de el tramo Huesca-Siétamo de la autovía A-22 por un importe de 70 millones de euros, según ha anunciado el titular del Departamento, Íñigo de la Serna.
De la Serna realizó el anuncio durante su visitado a la provincia de Zaragoza para poner la primera piedra del desdoblamiento de la carretera N-232 entre Gallur y Mallén.
El ministro ha mencionado otras actuaciones en curso o cuyo inicio está próximo, en Aragón, como el tramo de nueve kilómetros Jaca oeste-Santa Cilia de Jaca, en la autovía A-21, con un coste de 76 millones de euros, que se terminará en 2019, y el de Santa Cilia-Puente la Reina de Jaca, de 7,2 kilómetros, con un coste de 32,2 millones de euros, que podría estar finalizado en octubre de 2018.
También está pendiente el tramo Sigüés-Tiermas, de 6,6 kilómetros y con un coste de 75 millones de euros, que saldrá a licitación este verano.
En la A-23, se acometerá la reforma del tramo Congosto de Isuela-Arguis, concluyendo en marzo de 2019. De la Serna visitará próximamente las obras del tramo Monrepós-Caldearenas, que tienen un coste de 120 millones de euros.
Asimismo, el Ministerio está trabajando en el tramo Figueruelas-Gallur de la A-68, con un gasto de 47 millones para intervenir en 14 kilómetros de vía.
Por otra parte, continúan los trabajos en el tramo Ráfales-Límite con la provincia de Castellón, de 14 kilómetros, también en la N-232, con un coste de 61 millones de euros, obra que concluirá a mediados de 2018. Otro tramo pendiente es Fuentes de Ebro-El Burgo de Ebro, con una inversión de 38 millones de euros; en julio podría comenzar la fase de información pública.
Además, el Gobierno trabaja para dar continuidad a los proyectos en la N-II, planteando la posibilidad de acordar desvíos de vehículos pesados. "La intención es continuar con la tramitación de los proyectos de desdoblamiento", ha apuntado el ministro.