Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ford prevé un ahorro de 500 millones de dólares al año con un nuevo acuerdo laboral

La empresa Ford dijo hoy que con el nuevo convenio colectivo aprobado por sus trabajadores ahorrará 500 millones de dólares al año y eso le permitirá igualar los costes de los fabricantes asiáticos que operan en Estados Unidos.
El lunes, el 59 por ciento de los empleados de Ford aprobaron modificaciones al convenio colectivo, que incluyen la congelación de los salarios, el recorte de las prestaciones sanitarias y el permiso para que las contribuciones de la empresa al fondo que financiará los costes sanitarios se puedan realizar en acciones.
"Las modificaciones al convenio colectivo del 2007 ayudarán a que la compañía alcance la paridad con los fabricantes extranjeros, lo que resultará en ahorros anuales y eficiencias" dijeron hoy ejecutivos de la estadounidense Ford durante una conferencia telefónica con analistas y periodistas.
El vicepresidente de Fabricación Global de Ford, Joe Hinrichs, valoró en unos 500 millones de dólares los ahorros que la firma tendrá gracias al acuerdo firmado con el sindicato United Auto Workers (UAW).
Hinrichs explicó que el acuerdo permitirá rebajar el coste de sus trabajadores de factoría a unos 55 dólares por hora, que continuará reduciéndose en el futuro para acercarse aún más a los 48-49 dólares por hora de los fabricantes asiáticos.
"Las modificaciones al convenio colectivo del 2007 entre Ford y UAW son claves para facilitar la materialización" de la transformación del fabricante estadounidense.
Además, Hinrichs recalcó la importancia que tiene el acuerdo para modificar las contribuciones al fondo de prestaciones sanitarias (conocido en inglés como VEBA).
Según Ford, los cambios al VEBA permitirán posponer los pagos inmediatos que la empresa tenía que realizar y aportar hasta 6.500 millones de dólares en acciones en vez de en metálico, la mitad de las contribuciones totales.
El acuerdo entre UAW y Ford será utilizado como modelo por General Motors (GM) y Chrysler para conseguir concesiones de sus trabajadores.
Washington ha exigido a GM y Chrysler que reduzcan sus costes laborales como requisito para recibir los miles de millones de dólares en préstamos federales que los dos fabricantes necesitan para sobrevivir en los próximos meses.
Ford no ha solicitado ayudas federales y ha dicho que tiene suficiente liquidez para seguir operando durante el 2009.