Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fráncfort se convierte en el mayor depósito de oro del Bundesbank, por delante de la Fed

El Bundesbank, el banco central alemán, repatrió durante 2015 un total de 210 toneladas de oro, que fueron depositadas en Fráncfort, convirtiendo así a la sede del banco central alemán en el mayor depósito de oro germano, por delante de la Reserva Federal de EEUU (Fed), que históricamente ha ejercido de custodio de las reservas de oro de Alemania y otros países.
Durante el pasado ejercicio, el Bundesbank repatrió 99,5 toneladas desde EEUU, donde aún mantiene un total de 1.347,4 toneladas, el 39,9% del total de sus reservas, que suman un total de 3.381 toneladas de oro.
Desde 2013, cuando el banco central alemán inició el proceso de recuperación de parte de sus reservas de oro, la entidad ha repatriado 189 toneladas desde EEUU y para 2020 espera haber recuperado un total de 300 millones de toneladas.
Asimismo, la institución repatrió el año pasado 110,5 toneladas de oro hasta ahora almacenado en París, desde donde ha recuperado 177,3 toneladas desde 2013 con el objetivo de repatriar la totalidad de las 373,7 toneladas que mantenía en Francia para 2020.
De este modo, el Bundesbank atesoraba en sus arcas en Fráncfort 1.402,5 toneladas de oro, el 41,5% del total de sus reservas, mientras que almacenaba en la Fed de Nueva York un total de 1.347,4 toneladas, el 39,9%, otras 434,7 toneladas en Londres, el 12,9% del total, y 196,4 toneladas en París, el 5,8% de las reservas del banco central alemán.
El Bundesbank anunció en 2013 su intención de almacenar la mitad de las reservas de oro de Alemania en el propio país en 2020, para lo cual reducirá las que tiene en otros países, lo que supondrá la retirada gradual de todas las reservas en Francia y parte de las que históricamente había resguardado en la Fed de Nueva York.
El Bundesbank mantenía a 31 de diciembre de 2012 el 31% de sus reservas de oro en Fráncfort, mientras que en EEUU guardaba un 45%, en Londres el 13% y en París un 11%. Para 2020, la institución pretende mantener en Fráncfort el 50% de sus reservas, mientras reducirá al 37% sus reservas en EEUU y mantendrá en el 13% las depositadas en Reino Unido. Por contra, la entidad decidió sacar todas sus reservas de oro en Francia.
Tras la Segunda Guerra Mundial y a raíz de los acuerdos de Bretton Woods, numerosos países decidieron confiar parte de sus reservas de oro a la Fed de EEUU ante el temor durante la 'Guerra Fría' a una confiscación en caso de una eventual invasión soviética.