Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Funcas propone ceder el 100% del IRPF a las CC.AA. a cambio de que el Estado recupere IVA y Especiales

Apuesta por crear una "reputación de no rescate" a las comunidades con problemas financieros para mejorar la corresponsabilidad fiscal
La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) propone incrementar la cesión a las comunidades autónomas hasta el 100% del IRPF, frente al 50% actual, a cambio de que la Administración General del Estado recupere el 50% del IVA cedido a los gobiernos territoriales y el 58% de los impuestos especiales que también recaudan las comunidades.
En el estudio 'Autonomía y corresponsabilidad: la política tributaria de las comunidades autónomas de régimen común' publicado en el último número de 'Papeles de Economía Española' de Funcas, el profesor de Economía Aplicada Alain Cuenca apuesta, en el marco de la próxima reforma fiscal y del sistema de financiación autonómica, por estudiar medidas que avancen en la corresponsabilidad tributaria de las regiones españolas.
Así, además de incrementar la cesión del IRPF, otra alternativa que ofrece Funcas es imitar el modelo federal estadounidense, creando un impuesto estatal del IRPF y dejando un espacio fiscal libre para que las comunidades que lo desearan pudieran crear su propio impuesto regional sobre la renta de las personas físicas.
Para las cajas, la mayor corresponsabilidad fiscal de las comunidades debe centrarse en este impuesto, dado que es el que actualmente aporta mayor grado de autonomía, tanto cuantitativamente como respecto a las facultades normativas, y además cumple con uno de los principales requisitos técnicos para la descentralización: potencia recaudatoria.
Junto con ambas propuestas, Funcas también apuesta por desarrollar incentivos a la corresponsabilidad fiscal de las comunidades y, en concreto, aboga por crear "una reputación por parte del gobierno central de no rescate". "Aunque cuando las comunidades han tenido dificultades el Estado ha acudido en su ayuda, esta tradición de la democracia nacida en 1978 debería comenzar a corregirse", subraya el estudio.
Para ello, Alain Cuenca afirma que sería necesario regular las condiciones de un hipotético rescate, como se hizo en la ley orgánica de estabilidad presupuestaria, dado que ahora estos mecanismos se aplican con "cierta laxitud" y la "reputación de no rescate" solo puede construirse con una "determinación política clara y regulando a priori las condiciones muy exigentes en caso de solicitar ayuda del gobierno central".
CAMBIAR LAS ENTREGAS A CUENTA.
Funcas también propone una reforma del sistema de entregas a cuenta a las comunidades que acerque el momento de las decisiones de política tributaria a sus efectos recaudatorios percibidos por los contribuyentes. "Mientras exista un lapso de tiempo tan amplio entre una medida normativa autonómica y sus consecuencias recaudatorias, no cabe esperar que las comunidades asuman mayor grado de responsabilidad", subraya el estudio.
La propuesta de las cajas de ahorros establece un tercer grupo de medidas para reducir los instrumentos de 'competencia fiscal a la baja', dado que no funciona correctamente si no existe una restricción presupuestaria creíble para los gobiernos autonómicos. "Habrá que buscar entonces un equilibrio entre garantizar la competencia política entre regiones y evitar su quiebra", indica el estudio.
Ello podría hacerse, subraya Funcas, limitando las competencias normativas para establecer un mínimo común en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y en el Impuesto sobre Patrimonio que son los impuestos más vulnerables a estas prácticas. También apuesta por un proceso de armonización fiscal de la tributación medioambiental.
Por último, Funcas advierte de que en caso de que en la próxima reforma de la financiación autonómica, que el Gobierno quiere tener lista para el año que viene, no se refuercen los mecanismos de corresponsabilidad fiscal, será necesario entonces limitar en alguna medida la autonomía de las comunidades en el gasto. "En otro caso, nuestro sistema de descentralización política se tornaría financieramente insostenible", alerta.