Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Funcas propone modificar el IRPF para recaudar 30.000 millones de euros más

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) ha propuesto una reforma del IRPF con la finalidad de recaudar 30.116 millones de euros más, es decir, el 3% del PIB, mediante un incremento del tipo medio que pagan actualmente los contribuyentes de este impuesto, que pasaría del 14% al 18,7%.
El director de Estudios Tributarios de Funcas, José Félix Sanz, ha defendido esta reforma del impuesto al considerar que los cambios introducirían más progresividad al mismo y mayor eficiencia. En concreto, propone una tarifa de solo dos tramos con un primer tipo del 25% para bases liqudidables y para rentas inferiores a 60.000 euros anuales y otro tipo del 35% para el resto.
Además de este incremento de los tipos medios, la propuesta de Funcas incluye que todos los productos del ahorro estén gravados a un tipo fijo del 25%, así como la desaparición de prácticamente todas las actuales deducciones, incluida la deducción por vivienda con carácter retroactivo (de manera escalonada en cuatro años) y la deducción de 100 euros para madres trabajadoras con hijos menores de tres años.
Respecto al IVA, Funcas no es partidaria de incrementar este impuesto, pero sí deja la puerta abierta a elevar algunos de los productos que actualmente tienen un tipo reducido del 10%. En este sentido, explica que pasar la tributación de la restauración del 10% al 21% elevaría los ingresos por IVA en 3.200 millones, y lo haría en 1.100 millones en el caso de que fuera la hostelería la que sufriera un incremento de esta envergadura.
La fundación también es partidaria de una rebaja de las cotizaciones sociales y calcula que bajarlas un punto podría generar 106.000 empleos, lo que supondría una reducción de 0,45 puntos en la tasa de paro. Si la rebaja fuera de cinco puntos, se generarían 550.000 empleos y la tasa de desempleo disminuiría en 2,32 puntos.