Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación Alternativas apuesta por políticas activas y pasivas para el desempleo de larga duración

La Fundación Alternativas aboga por una combinación de políticas activas y pasivas de empleo (entre las que destaca el subsidio como imprescindible) para hacer frente al desempleo de larga duración, que afecta ya a más de la mitad de los parados españoles.
Las autoras del estudio 'Los parados de larga duración en la crisis actual en España', Sara de la Rica y Brindusa Anghel, detallan que, en el caso de los menores de 25 años, es necesario que vuelvan a la formación que muchos abandonaron o que se incorporen a programas de formación en alternancia, de modo que adquieran un capital humano imprescindible para que su oferta de trabajo tenga cabida en el mercado.
Por otro lado, para los mayores de 45 años, un colectivo muy castigado por el paro de larga duración y que encuentra enormes dificultades de empleo, proponen medidas de formación y recolocación diseñadas específicamente para ellos y combinadas con políticas pasivas como el subsidio.
Asimismo, las autoras han advertido de los efectos "muy negativos" del desempleo de larga duración tanto a corto plazo, por la disminución de la renta de quienes lo padecen, sino también a largo plazo, por el deterioro enorme de su capital humano.
De acuerdo con el informe, ser mujer aumenta la probabilidad de ser parada de larga duración en un 27% con respecto a un hombre de la misma edad, educación, sector y ocupación anterior. En este sentido, ser mayor de 45 años también incrementa la probabilidad de convertirse en parado de larga duración en un 50% respecto a los menores de 30 años y en un 30% en referencia a aquellos que tienen entre 30 y 45.
Por el contrario, contar con educación universitaria retrae el ingreso en este grupo en un 70% frente a quienes solo cuentan con educación primaria y en un 36% respecto a los que cursaron educación secundaria.