Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación Botín invirtió 34,8 millones en 2015

La Fundación Botín ha invertido un total de 34,8 millones de euros en sus fines fundacionales en 2015, de los que más de la mitad, 19,6 millones, corresponden a las obras de ejecución del Centro Botín en Santander, según la Memoria de esta institución que ha presentado este jueves su presidente, Javier Botín, en la capital cántabra.
En este sentido, Botín ha reiterado el "compromiso" de la Fundación con Santander y la región. "Seguir generando desarrollo aquí y ahora sigue siendo nuestra principal prioridad", ha asegurado, apostillando que, aunque la Fundación actúa en toda España, "es muy consciente de que su principal responsabilidad es contribuir a hacer de Cantabria una región más creativa, más próspera, y más rica social, económica y culturalmente".
La construcción del Centro Botín, ya en la "fase final", ha supuesto el 56,3% del presupuesto total de la Fundación para 2015. Una inversión fundacional que se reducirá "significativamente" tras la conclusión del nuevo equipamiento, ha avanzado el presidente, que ha destacado el "esfuerzo financiero muy importante" que ha supuesto la construcción de Renzo Piano. No obstante, ha asegurado que la Fundación gastará lo que reciba y se adaptará a tener unos ingresos menores. "Hace tiempo que ha Fundación lleva adaptándose", ha asegurado al respecto.
En 2015 la Fundación invirtió 6,3 millones en arte y cultura; 2,8 en Servicios Generales; 2,1 en el Observatorio de Tendencias y desarrollo del talento; más de un millón en ciencia y más de otro millón en colaboraciones; 633.666 euros en educación; 453.445 euros en acción social; 363.910 euros en comunicaciones y desarrollo web; y 298.431 en desarrollo rural.
En relación a este último aspecto, en sus cinco años de existencia para apoyar a emprendedores rurales en el Valle del Nansa, el proyecto Nansaemprende ha contribuido a la creación de 32 empresas (otras 14 están en fase de apertura) que emplean a l73 personas y facturan en conjunto 1,5 millones.
Botín también se ha referido al programa de Educación Responsable, para el desarrollo de la inteligencia emocional y social, que se lleva a cabo en más de 200 centros escolares de siete comunidades al sumarse Castilla y León en 2015. Más de 100.000 alumnos se benefician de esta actividad en la que participan 12.000 docentes.
Otro de los programas de la Fundación es Mind the Gap, el proyecto que desde hace seis años desarrolla el equipo de ciencia de la Fundación para ayudar a algunos de los mejores científicos biomédicos de España a convertir sus descubrimientos en productos y servicios.
Botín ha indicado que las seis nuevas empresas biomédica que surgirán en cuatro años serán financiadas no sólo por la Fundación Botín, como había sucedido hasta ahora, sino en colaboración con cinco inversores privados. Las empresas son del campo farmacéutico (una relativa a lentes que liberan medicamento, una empresa de modelización de fármacos y otra relativa a enfermedades latentes), así como de medicina personalizada y de ensayos clínicos.
El presidente ha destacado que la iniciativa se ha convertido en "un innovador modelo colaborativo" entre instituciones públicas, sociales y privadas, que responde a lo que en el mundo anglosajón se llama 'impact investment' porque además de generar desarrollo social puede producir un retorno financiero.
Este nuevo modelo permite multiplicar por seis el impacto social de cada euro invertido por la Fundación Botín en el programa. En 2015, Mind the Gap trabajó en el desarrollo de cinco proyectos activos, de los cuales cuatro son ya empresas constituidas al auspicio del programa que solo el año pasado captaron dos millones de euros de capital privado. Su valor agregado supera ya los 30 millones, habiendo invertido la Fundación Botín en ellas 2,5 millones.
De hecho, según ha apuntado el secretario del Patronato y director general de la Fundación, Íñigo Sáenz de Miera, el 90% de los proyectos sigue funcionado cuando desaparece la ayuda de la Fundación Botín.
Otro de los programas es el 'Desafío de Talento Solidario' que permitió estudiar en 2015 cerca de 300 ideas para mejorar la calidad de la educación en España. Se eligieron tres proyectos finales desarrollados por siete organizaciones sociales, que en este país no están acostumbradas a colaborar entre sí. Este año 2016 se atenderá al reto de la integración de inmigrantes y refugiados; la convocatoria se presentará el próximo martes.
Esta iniciativa es una evolución del programa 'Talento Solidario'. En 2015 se presentaron al programa 450 proyectos y 1.600 profesionales. Y ya son 137 las organizaciones sociales que integran la red.
Respecto al programa para el Fortalecimiento de la Función Pública en América Latina, en seis años ha logrado constituir una sólida red con más de doscientos servidores públicos en toda América Latina, que en noviembre de 2015 celebró su primer encuentro en Brasil, reuniendo a casi 150 participantes.
Finalmente, Botín ha subrayado el compromiso de la Fundación "para seguir mejorando la eficiencia social de nuestra acción". Queremos continuar aumentando el impacto que logramos con cada euro invertido, porque por mucho que hayamos avanzado siempre se puede mejorar". Para ello, la Fundación seguirá "midiendo", "innovando" y buscando "nuevas fórmulas de colaboración con instituciones privadas, públicas y sociales".
TERCER SECTOR.
En este sentido, Botín se ha referido a la importancia del tercer sector, con el que ha comenzado su intervención, cuya evolución "podría servir de ejemplo a otros sectores". El presidente de la Fundación está convencido de que "jugará, si sigue haciendo las transformaciones necesarias, un papel fundamental en la generación de riqueza y desarrollo social de cara al futuro".
Ha recordado que el tercer sector supone el 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) español, similar al sector metalúrgico o el de las telecomunicaciones; que atiende a 53 millones de personas y que sus entidades generaron el 4,6% del empleo que se creó en España en 2015.
El acto de presentación de la Memoria 2015 de la Fundación Botín se ha celebrado en su sede de Santander y ha contado con la presencia de la vocal del Patronato Paloma Botín y del equipo directivo.