Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El G-20 aplaude el sistema español de provisiones

Los líderes europeos del G-20 preparan en Berlín la próxima cumbre financiera, que se celebrará en abril en Londres. Todos coinciden en que todos los productos, mercados y actores financieros deben ser regulados para evitar que se repita una crisis como la actual y reclamaron sanciones contra los paraísos fiscales. Los mandatarios ya han llegado a un consenso de siete puntos en esta reunión previa en la que, además, se ha pedido a los bancos que imiten el sistema español de provisiones.
Así, los líderes europeos han propuesto que los bancos refuercen sus provisiones en los buenos momentos económicos para poder resistir mejor a las recesiones, siguiendo el ejemplo del modelo español defendido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
El propio Zapatero ha compartido en Berlín sus propuestas, y empezó por denunciar que las políticas proteccionistas son "un espejismo económico que acaba siendo perjudicial para todos". El mandatario español, que recordó a sus colegas europeos la necesidad de "pasar a la acción", ha criticado el proteccionismo comercial y financiero e instó al Banco Central Europeo a mantener las medidas extraordinarias adoptadas para fomentar la liquidez en el sistema financiero ante la crisis.
Al final, los jefes de Estado y de Gobierno de España, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Países Bajos y Luxemburgo se han comprometido a tomar únicamente medidas anticrisis que reduzcan al mínimo las distorsiones de competencia y a evitar cualquier iniciativa proteccionista, según se recoge en la declaración adoptada tras el encuentro.
También han pedido reforzar el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Foro de Estabilidad Financiera para que asuman el papel de controlar la aplicación de las reformas de la arquitectura financiera internacional. En este sentido, los líderes europeos apostaron por duplicar los recursos del FMI de manera que este órgano pueda ayudar de forma más rápida y flexible a los países que tengan dificultades para refinanciar su deuda.
La declaración respalda la propuesta de la canciller alemana, Angela Merkel, de crear una Carta Global para una Economía sostenible, que esté basada en las fuerzas del mercado pero que evite todo tipo de excesos y conduzca a establecer una estructura de gobierno internacional. De esta forma, Merkel subrayó que el catálogo de siete puntos consensuado en Berlín por los principales países de la Unión Europea tiene como fin "recuperar la confianza de los mercados" y la creación de "un nuevo orden financiero internacional".
MV