Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

GM y los acreedores sorprenden con una nueva propuesta que permitirá una breve quiebra

General Motors (GM) sorprendió hoy los mercados con el anuncio de que parte de sus acreedores aceptaron una nueva propuesta de canje de deuda que, aunque no evite su quiebra, sí le permitiría superarla con más rapidez.
General Motors tiene hasta el 31 de mayo para reestructurar su deuda no asegurada (cifrada en 27.200 millones de dólares) o de lo contrario se verá forzado a declarar la quiebra, pero hoy presentó documentos ante la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés) de EE.UU. en los que reveló la nueva propuesta a los acreedores.
En la misma, el Departamento del Tesoro ofrece a los acreedores canjear su deuda a cambio de pagarles con el 10 por ciento de las acciones de la nueva compañía, más la garantía de aumentar la participación un 15 por ciento más.
Para hacer realidad la oferta, el Departamento del Tesoro de EE.UU. indicó que suficientes tenedores de bonos tendrán que presentar antes de las 17.00 hora local (21.00 GMT) del 30 de mayo, declaraciones diciendo que no se opondrán a la venta de activos de la antigua GM a la nueva GM.
GM añadió que "hemos sido informados (..) de que el comité no oficial y otros grandes tenedores de deuda (que de forma colectiva tienen aproximadamente el 20% de la emisión principal de bonos) apoyan los términos económicos de la propuesta".
El miércoles se cumplió el plazo dado por GM a sus acreedores para que aceptaran canjear al menos el 90 por ciento de los 27.200 millones de dólares de deuda no asegurada por el 10 por ciento de las acciones de la nueva General Motors.
El canje era el último requisito impuesto por la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, para que el fabricante evite la quiebra.
El lenguaje del documento entregado por GM a la SEC sugiere que incluso si un número significativo de acreedores aceptan la nueva oferta antes del 30 de mayo, el fabricante seguirá encaminado hacia el Tribunal de Quiebras.
Pero con declaraciones por escrito de los principales acreedores aprobando de hecho los planes de reestructuración, el Departamento del Tesoro y la dirección de General Motors se asegurarían un paso expedito por este Tribunal.
Y como muchos analistas han señalado, la quiebra permitiría a GM implementar graves decisiones con más facilidad.
Los planes detallados por General Motors a la SEC señalan que los activos rentables de la actual GM serían vendidos, de acuerdo a la sección 363(b) de la Ley de Quiebras, al Departamento del Tesoro que ofrecerá a la empresa 30.100 millones de dólares para financiar sus operaciones mientras siga en quiebra.
Esos activos rentables formarían la nueva GM, mientras que los activos deficitarios se quedarían con la "antigua GM".
Con estas cifras, el Departamento del Tesoro inicialmente controlaría un 72,5 por ciento de la nueva GM.
Además, el sindicato United Auto Workers (UAW), a través de las acciones entregadas al fondo de inversiones que garantiza las prestaciones sanitarias de trabajadores y pensionistas de GM, tendría un 17,5 por ciento.
El 10 por ciento restante estaría en manos de la "antigua GM", es decir los acreedores aunque la cifra podría subir hasta el 25 por ciento.
El periódico The Detroit News dijo que un comité de tenedores de bonos mostró su apoyo al plan porque, "contrastado con la alternativa (litigios en el Tribunal de Quiebras inciertos y costosos), representa la mejor alternativa para los tenedores de bonos en esta situación difícil y acuciante".
Pero los acreedores volvieron a quejarse de lo que consideran "trato preferencial" al sindicato UAW.
Por otra parte, un alto funcionario de la Administración Obama dijo que la compañía probablemente pasará de seis a 18 meses sin cotizar en bolsa, según dijo Efe.
El funcionario dijo que la reestructuración de la compañía por parte del Departamento del Tesoro está diseñada para permitir que la compañía se mantenga viable en el actual mercado de ventas y para que sea "altamente rentable" si suben las ventas.