Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galán alerta del riesgo de deslocalización de las empresas españolas por las medidas legislativas adoptadas

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha alertado del riesgo de "deslocalización" de las empresas españolas como consecuencia de las "medidas legislativas" que se han adoptado y que "aumentan su vulnerabilidad".
Galán, que ha criticado la rigidez del mercado laboral o la falta de atractivo de la fiscalidad de España, ha urgido a "actuar sobre los factores que no apoyan la permanencia" de las compañías en el país.
Durante su intervención en la segunda jornada del VII Congreso de Directivos, CDE, que se celebra en Bilbao, el dirigente de la eléctrica vasca ha destacado la importancia de que España mantenga "anclados en el país" a "los grandes grupos tractores" para "evitar que se deslocalicen", como ha ocurrido en otros sectores.
En este sentido, ha alertado de que existen aspectos de la economía española que "ponen en riesgo esta situación", lo que se ha plasmado en una "pérdida continua de competitividad", ya que, "desde 2006, España ha descendido 31 puestos en el ranking mundial y ocho respecto a los países de la UE".
Según Galán, a las empresas españolas les cuesta más financiarse en los mercados internacionales que a sus competidores, "debido al incremento de la prima de riesgo". "La productividad en nuestro país ha ido descendiendo debido a las rigideces del mercado de trabajo. La fiscalidad no es suficientemente atractiva, como se pone de manifiesto en el impuesto de sociedades y hay una creciente percepción de la inestabilidad jurídica", ha añadido.
Además, ha recordado que España atraviesa por un momento "particularmente delicado", puesto que "se han tomado medidas legislativas que aumentan la vulnerabilidad de las empresas españolas para seguir manteniendo aquí sus centros de decisión".
"Es urgente, por tanto, actuar sobre todos estos factores que no apoyan dicha permanencia", ha dicho, para sugerir la adopción de "políticas activas que fomenten la expansión internacional de las empresas", ha añadido.