Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galán dice que se siente orgulloso de que "muchas empresas vascas" acompañen a Iberdrola en su internacionalización

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha afirmado esta tarde en Vitoria que se siente orgulloso de que "muchas empresas vascas" acompañen a su compañía en su proceso de internacionalización.
Galán ha realizado estas manifestaciones en la sede de Lehendakaritza en Vitoria, donde ha recogido esta tarde el título Lagun Onari, que le ha sido otorgado por el Gobierno vasco en reconocimiento a su contribución al beneficio de Euskadi, a su promoción económica y a la divulgación cultural de lo vasco en el exterior.
También han recibido esta distinción el médico e investigador, Eduardo Anitua; el director General de la Agencia de Desarrollo Comarcal Debegesa, Juan Ángel Balbás; la periodista, Ana Blanco; el deportista, Martín Fiz; el historiador, Juan Pablo Fusi; y el economista, Milagros García Crespo.
Tras agradecer al Gobierno vasco y, en especial al lehendakari, Patxi López, esta distinción, Galán ha resaltado que lo recibe con "sincera" emoción, dado que "son muchos los lazos, personales y profesionales, que me unen a esta querida tierra vasca que siempre he sentido como propia, porque, entre otras cosas, en ella me habéis hecho sentir como uno de los vuestros".
Ignacio Galán ha expuesto que Iberdrola ha impulsado en los últimos años, gracias a un "magnífico" equipo, una etapa de fuerte expansión que le ha llevado a situarse entre las "principales compañías energéticas del mundo". "Estoy muy orgulloso de que en este proceso de internacionalización nos estén acompañando muchas empresas vascas que, de nuestra mano, también se están haciendo más grandes y fuertes", ha añadido.
En este sentido, ha tenido un cariñoso recuerdo para el ex Presidente de Iberdrola, Iñigo de Oriol, fallecido recientemente, que ha sido "un ejemplo a seguir, representando valores intrínsecamente vascos como el espíritu emprendedor, la valentía y la lealtad a los principios y convicciones".
TRANSFORMACIÓN DE EUSKADI
El Presidente de Iberdrola ha señalado también que ha vivido en primera persona la transformación profunda de Euskadi y ha añadido que se siente afortunado de "haber podido arrimar el hombro para, desde mis distintas responsabilidades, ayudar al fortalecimiento de su economía y tejido industrial".
Por último, ha querido destacar que "juntos" se está consiguiendo crear empleo, riqueza y bienestar para Euskadi" y ha manifestado que esta distinción le anima "a continuar haciéndolo aún con más fuerza, particularmente en estos nuevos tiempos en los que iniciamos una etapa llena de esperanza, paz y libertad en esta querida tierra vasca".
La actividad desarrollada por Iberdrola en el País Vasco a lo largo del ejercicio 2010 ha contribuido a la creación de riqueza por 1.240 millones en Euskadi, lo que, según la eléctrica, le ha consolidado "como uno de los motores económicos de Euskadi".
De esta cantidad, la empresa, que cuenta con casi 4.000 empleados en la comunidad, ha destinado unos 570 millones a compras a cerca de 500 empresas vascas. Las inversiones llevadas a cabo por Iberdrola el pasado año en Euskadi han ascendido a 90 millones, que se han dedicado, principalmente, a construir y mantener infraestructuras como subestaciones y líneas.
En concreto, la Compañía ha invertido 60 millones en la ampliación y mejora de su red de distribución, ya que ha puesto en servicio 162 nuevos kilómetros de líneas eléctricas y 202 centros de transformación.
Además, el pasado ejercicio han entrado en servicio más de 106 megavoltio amperios (MVA) nuevos en las subestaciones transformadoras de Gamarra, La Jara, Markosene y Oiarzun. También se ha procedido a renovar otras siete subestaciones, entre las que se encuentran las de Usurbil, Landaburu y Hernani.
De entre el resto de la aportación económica, cabe destacar que el impacto fiscal de la actividad del Grupo Iberdrola en el País Vasco ha ascendido a 470 millones en el ejercicio y que los salarios han alcanzado los 110 millones.
La compañía cuenta en el País Vasco con una potencia instalada de 2.600 megavatios (MW) y suministra energía a alrededor de 1,8 millones de ciudadanos y más de medio millón de empresas. Su red de distribución está integrada por 161 subestaciones, más de 11.100 centros de transformación, 815 kilómetros de líneas de muy alta y alta tensión, 8.818 kilómetros de líneas de media tensión y alrededor de 15.000 kilómetros de líneas de baja tensión.