Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galicia mantiene su peso en el reparto de fondos del segundo pilar de la PAC, con 890 millones entre 2014 y 2020

Quintana garantiza que la comunidad "no pierde" y aplaude el esfuerzo de Cañete y la decisión "muy valiente" de definir al agricultor activo
Galicia mantiene su peso en el reparto de los fondos del segundo pilar de la Política Agraria Común (PAC), los destinados a desarrollo rural, con un total de 889,8 millones para el periodo 2014-2020, lo que supone un 11% del total distribuido por el Estado entre las comunidades y unos 127 millones anuales.
Así se ha acordado este martes en la reunión de la conferencia sectorial de desarrollo rural, celebrada en Madrid bajo la presidencia del ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete y con la participación de los responsables autonómicos en materia de medio rural.
Una vez decidida la aplicación de la nueva PAC, cuya reforma fructificó a finales del pasado año, la consejera de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, ha garantizado ante los medios de comunicación que la Comunidad gallega "no pierde" con la distribución, aunque ha evitado precisar números "en tanto en cuanto no revise todos los datos" con su equipo.
El segundo pilar de la PAC está conformado, en su mayoría, por fondos europeos 'Feader' para los siete años durante los que se prolonga el Plan de Desarrollo Rural (PDR). Suponen, en concreto, el 75% del plan, ya que el resto (25%) le corresponden tanto a cada comunidad como al ministerio.
330 MILLONES EN TOTAL
De esta forma, después de las negociaciones este lunes y martes en la sede de Agricultura, Galicia percibirá unos 160 millones de euros al año del primer pilar de la PAC --de pagos directos-- y otros 127, aproximadamente, del segundo --para desarrollo rural--.
Sumado ese otro 25% a esta última cifra, el montante para desarrollo rural asciende a casi 170 millones al año y la cuantía total de la PAC para los ganaderos y agricultores gallegos alcanzará unos 330 millones.
En el periodo anterior, 2007-2013, la cantidad se situó en 350 millones de euros al año --174,79 millones de pagos directos y 175,99 para desarrollo rural, contando esta última cifra con la cofinanciación de Gobierno y Xunta--.
Fuentes de la consejería consultadas por Europa Press aclaran que las ayudas del primer pilar son anuales y cada ejercicio "fluctúan" en función de las solicitudes que se realicen.
Por su parte, el ministerio recoge en un documento emitido tras la conferencia que el reparto de ayudas para desarrollo rural "garantiza que ninguna comunidad reciba una cantidad inferior al 90% de su asignación en el periodo 2007-2013" y señala que "se ajusta teniendo en cuenta la ejecución de la actual programación y las posibles deficiencias del indicador comunitario de población rural a la hora de reflejar la realidad de algunas comunidades autónomas".
CRITERIOS "OBJETIVOS"
Así las cosas, la responsable gallega en materia de medio rural ha expresado este martes su satisfacción por las ayudas a la producción láctea logradas tras el nuevo reparto de la PAC, que, en su conjunto, pasan de 60 a 93 millones de euros y, en su opinión, ayudarán a uno de los sectores más perjudicados con la reforma --y que en Galicia tiene especial relevancia--.
Quintana, que llevará un informe sobre lo decidido este jueves al Consello de la Xunta, ha agradecido al ministerio el esfuerzo para "dejar relativamente satisfechas a todas las comunidades" trabajando con criterios "objetivos" de reparto, "acordes con las realidades".
También ha transmitido a agricultores y ganadores "un mensaje de tranquilidad y de ánimo" y ha defendido que se ha tomado una decisión "muy valiente" al definir "por primera vez en la historia" qué es un agricultor activo. "Salimos todos ganando", ha subrayado.
Ha descartado que unos 5.000 agricultores se vayan a quedar sin ayudas por este cambio de criterio, que considera activos a los que por lo menos el 20 por ciento de sus rentas procedan de la agricultura, un límite a su juicio "bien planteado". Quien quiera seguir en el sistema, ha dicho, deberá declarar sus ingresos.
Quintana ha resaltado además la importancia del reglamento sobre la organización común de los mercados y ha animado a todos los gobiernos autonómicos y a las organizaciones agrarias a trabajar para asesorar al sector, a ayudarle a una mejor organización, una mayor exportación de los productos y a lograr más valor añadido.