Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García Carrión invertirá 20 millones de euros en 3 años en modernizar la antigua bodega de Paternina en Haro

El Grupo García Carrión invertirá 20 millones de euros, en los próximos tres años, en la modernización de la antigua bodega de Paternina en Haro, adquirida hace mes y medio por la compañía, según han asegurado el presidente y la vicepresidenta de la marca, José García Carrión Jordán y Fala Corujo Díaz.
El anuncio lo han dado a conocer tras la reunión que han mantenido, esta mañana, con el presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, en la que también ha participado el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore.
García Carrión ha explicado que se han hecho con la bodega jarrera, pero no así con la marca 'Paternina' que "ha sido vendida al grupo Berberana", por lo que operarán bajo la marca 'Marqués de Carrión', al igual que lo hacen en otra de las bodegas del grupo, situada en Labastida (Rioja Alavesa). Además, poseen una más pequeña en la localidad de Briones.
La adquisición de 'Paternina' se ha hecho a través de una alianza con la familia Eguizábal para potenciar la expansión internacional de los vinos de crianza y reserva de la denominación de origen calificada Rioja. Con la nueva bodega habrá un potencial de elaboración de 25 millones de kilos de uva al año, y una capacidad de crianza de 40.000 o 50.000 barricas.
El propietario del Grupo Carrión ha explicado que contarán con "viñedo vinculado", para lo que "intentaremos hacer contratos a largo plazo, con una duración de entre 5 y 10 años, para ganarnos su confianza, y así una vez hecho el contrato, no creo que haya falta renovarlo".
Para los próximos cinco años, quieren en la bodega de Haro pasar de 15 millones de botellas a 30 millones, dedicadas principalmente a la exportación. Apostarán por vinos de crianza y reserva, y "en menor medida grandes reservas, porque se demandan menos", para a continuación afirmar que "Rioja tiene ahora una demanda no atendida sobretodo de reservas en el mundo".
Para finalizar, ha dejado claro que se quiere llegar a acuerdos con los seis trabajadores que tiene actualmente la bodega para continuar en la misma.
El Grupo García Carrión, que lidera el segmento de vinos en España con el 29,8% de cuota de mercado, está presente en diez denominaciones de origen y exporta a más de 155 países.