Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García-Margallo (PP) garantiza que "no va a haber descuento" en la deuda española o italiana

El vicepresidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, José Manuel García-Margallo (PP), ha garantizado con toda contundencia que "no va a haber descuento" alguno en la deuda soberana de España e Italia.
"No va a haber un descuento en la deuda soberana española o italiana. Nada de esto. Y no estoy dando una opinión, sino que transmito una información como vicepresidente de la Comisión económica en el Parlamento europeo", aseveró durante una intervención en el 2º Foro COPE Canarias.
Y es que García-Margallo defendió además que esa "posibilidad" era un sin sentido pues crearía "dificultades sin límite" para los países afectados y para la Unión Europea (UE). "Obligaría a una recapitalización de los bancos y si los gobiernos no están para respaldar la deuda actual de los países, no sé como lo harán luego para respaldar la de los bancos", razonó.
En este sentido, el popular dijo que los gobiernos son "culpables de haber obligado" a la banca a comprar deuda soberana en vez de reforzarla entre todos los países comunitarios.
García-Margallo defendió también la "permuta de la deuda griega por deuda europea por eurobonos", mostrándose muy a favor de estos últimos, rechazando las tesis de que generarían menos disciplina fiscal y abogando exactamente por todo lo contrario, que ayudarían a controlar mejor a los países que incumplan.
EL EUROBONO ES UNA HERRAMIENTA DE "RESPONSABILIDAD FISCAL"
Para el vicepresidente de la Comisión económica del Parlamento Europeo, un eurobono 40 por ciento respaldado por la UE y 60% por cada país sacaría del mercado cualquier otra venta de deuda por países, y eso haría depender a los países del Gobierno comunitario, pudiéndose sancionar o retirar beneficios a aquellos países que no cumplan con las condiciones que se planteen desde Europa.
"Hay que garantizar que ninguno vaya a hacer el botarate, pero en mi opinión los eurobonos son una herramienta de responsabilidad fiscal, porque nadie podría acabar emitiendo deuda por su cuenta y sin el respaldo de la UE", continuó.
HAY QUE "ABSORBER" EL PROBLEMA GRIEGO
Además, dijo esperar mucho de las reuniones de este próximo domingo y miércoles del Consejo Europeo porque ha que "absorber" ya el "tema Grecia".
"Es inaceptable que una economía que supone el dos por ciento de la Eurozona condicione el poder de la economía europea. Hay que empezar a decir que Grecia tiene un problema distinto al resto, incluso de aquellos que como España tiene dificultades. Los demás pueden tener un problema de liquidez, pero el de Grecia es de solvencia y hay que enfrentarlo de forma definitiva", concluyó.