Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón (IU) ve posible construir "desde la izquierda" y anima a Sánchez a ser "audaz"

El candidato ofrece una comisión de investigación de los delitos de financiación irregular de los partidos si IU cambia su voto
El portavoz de IU-Unidad Popular en el Congreso, Alberto Garzón, ve posible construir "desde la izquierda" un nuevo gobierno que sume los votos parlamentarios necesarios, y ha animado al candidato socialista a la Presidencia, Pedro Sánchez, a ser "audaz" para conseguirlo, volviendo a la mesa de negociación a cuatro a partir del lunes.
Durante su intervención en el debate de investidura en el Pleno del Congreso, Garzón ha criticado el "falso dilema" que plantea Pedro Sánchez de que haya que elegir pactar o con el líder del PP, Mariano Rajoy, o con el de Ciudadanos, Albert Rivera.
"No es cierto, hay otras opciones", ha replicado, recordando que los cuatro partidos que negociaban en la misma mesa la semana pasada --PSOE, Podemos y confluencias, Compromís e IU-- suman 161 votos, frente a los 130 de socialistas y 'ciudadanos', y además concitan "simpatías suficientes" entre otras formaciones para que la investidura de Sánchez pueda salir adelante.
Pese a su impresión de que si el PSOE ha acudido a este debate "sin números" es porque ya está "en precampaña electoral", Garzón sigue pensando que existen "mimbres para intentar un acuerdo sobre una base de izquierdas". "Se puede y se debe intentar", ha insistido, reconociendo no obstante que no será una tarea sencilla.
SON LAS MISMAS POLÍTICAS
En este punto, ha abogado por seguir trabajando para construir una alternativa de gobierno que se base en una agenda social y una economía "de izquierdas", alegando que el acuerdo "liberal" entre el PSOE y Ciudadanos es "incompatible" con ese objetivo y que, por tanto, no les deja más alternativa que votar un "no rotundo".
"El acuerdo con Ciudadanos no encierra nada más que continuidad con las políticas vigentes", ha abundado el diputado de IU, insistiendo en que no se les puede "vender" que "es posible" aplicar una agenda social de izquierdas manteniendo las políticas económicas de derechas y sin desafiar a las estructuras de poder actuales.
Por ello, ha instado al líder del PSOE a "reflexionar sobre lo que ocurre fuera de las paredes" del Parlamento y a "aprovechar la oportunidad" actuando conforme a los "postulados clásicos" de la socialdemocracia, y no en línea con el social-liberalismo.
"Le pedimos que sea presidente, le pedimos que sea audaz. No será fácil, pero ahí nos encontrará. Porque no queremos un gobierno del principal partido corrupto de la UE, porque queremos solucionar los problemas de la gente. Pero para eso necesitamos su participación con la izquierda, aprendiendo de los errores pasados", ha pedido a Sánchez.
Y ha concluido su primera intervención subrayando que el contexto político actual es "diferente" y que ya no volverá el bipartidismo, por lo que hace falta que la izquierda, que es "rica", aprenda a entenderse y a "construir" a partir de sus 161 escaños y "atrayendo a más partidos". "Vamos a verlo a partir de la semana que viene", ha concluido.
"NO SUMAMOS"
Sin embargo, Pedro Sánchez cree que, tras escuchar al portavoz de ERC, Joan Tardà, hay "más argumentos que nunca para no hacer descansar la gobernabilidad del país en una fuerza que no comparte el proyecto común que es España", por lo que los números para un gobierno de izquierdas no salen.
Pero, ha continuado, eso no es óbice para que Unidad Popular no pueda sumar sus dos votos a la candidatura socialista, sobre todo habida cuenta de que trece de las 16 exigencias que IU incluyó en su propuesta de negociación --como aprobar una reforma fiscal, aprobar un plan de emergencia social y empleo o crear un programa de apoyo a la economía social, entre otras-- están incluidas en el acuerdo del PSOE con Ciudadanos.
De hecho, el líder socialista ha ido un paso más allá y se ha comprometido a constituir una comisión de investigación para "esclarecer todos los delitos" vinculados con la financiación irregular de los partidos políticos si IU reconsidera su postura.
"Hablaba usted de audacia. Yo siempre he creído que la izquierda tiene que gobernar el presente para transformar el futuro, pero si usted vota 'no' hoy y el viernes, a quien estará dejando gobernar el presente y el futuro es al PP y a Mariano Rajoy. Reconsiderelo", ha reiterado.
"NO ES UN PROBLEMA CUANTITATIVO"
Estas palabras sólo han conseguido soliviantar más a Garzón, que en su segundo turno ha criticado el "artificio lógico" de intentar convencer de que "161 diputados no suman pero 130 sí" y el "problema político" de hacer pensar que el rechazo de IU a la investidura de Sánchez es un asunto "cuantitativo".
"No se trata de un mercadillo o una subasta de medidas. Es un problema de coherencia política global, de que si queremos hacer política social hacen falta instrumentos económicos. Sin economía no hay política social, es mentira. Quiten la economía a Rivera, dejen de vernos como enemigos, seamos cómplices de una agenda social en beneficio de la calle y tendrá nuestro apoyo. Pero mientras siga con un acuerdo económico de derechas no tendrá el voto de la izquierda", ha concluido.
Finalmente, el líder socialista ha insistido en que aunque a Garzón "no le cause rechazo lo que representa ERC" para él la intención de "romper la soberanía nacional" de los republicanos catalanes es "romper con uno de los principios básicos" del PSOE.
Por eso, ha reiterado que los números "no dan" para un gobierno de izquierdas pero sí para conseguir "un acuerdo, un cambio", y ha defendido que el pacto con Ciudadanos es un "primer paso" imprescindible para ello y va "en la dirección correcta".
"Esto no es una suma, es una multiplicación exponencial de las fuerzas del cambio. Y si diferenciamos entre quienes quieren que todo siga igual y quienes queremos cambiar estoy convencido de que hoy mismo ya podemos tener ese gobierno", ha añadido, tendiéndole la mano a la negociación y recordándole que sí recibirá votos de izquierda porque los del PSOE lo son.