Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón niega credibilidad a los bancos que intentan "asustar" sobre el voto a Unidos Podemos

Dice que el resultado del 'Brexit' será "determinante" en la capacidad de maniobra de España para negociar sobre el déficit
El coordinador federal de IU y número cinco de la lista por Madrid de Unidos Podemos, Alberto Garzón, ha negado este lunes que quienes intentan "asustar" a la ciudadanía sobre las consecuencias de votar a la coalición de izquierdas el próximo 26 de junio tengan ninguna credibilidad porque son "una parte claramente beneficiada por la crisis" y que, por tanto, saldrían perjudicados de un eventual gobierno de izquierdas.
Así lo ha señalado tras reunirse durante casi hora y media con los secretarios generales de UGT, Josep María Álvarez, y CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, al ser preguntado sobre la información del diario 'El Mundo' que apunta que media docena de bancos internacionales están alertando a sus clientes del deterioro que sufriría la economía española, e incluso del riesgo de volver a la recesión, si en las próximas elecciones generales gana Unidos Podemos.
Un mensaje que también ha reiterado el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, quien durante su participación en 'El Ágora' organizado por 'El Economista' y Ernst & Young (EY) ha afirmado que el impacto negativo sobre el PIB y el empleo de un ejecutivo de Podemos, aunque sea en coalición con otros partidos, sería "muy rápido y muy intenso".
"La credibilidad de quienes intentan asustar está puesta absolutamente en duda, porque son los mismos bancos que fueron responsables de la crisis, que fueron incapaces de preverla y que, al mismo tiempo, se han enriquecido por las políticas de austeridad de la UE. No son jueces, sino una parte claramente beneficiada por la crisis", ha replicado Garzón.
PROYECTO "PERFECTAMENTE FACTIBLE"
A renglón seguido, ha insistido en que el programa electoral de Unidos Podemos sólo puede asustar a quienes "han saqueado y tratado al país como si fuera su cortijo" y se ha mostrado convencido de que "la mayoría de la población" no siente miedo ante sus propuestas, sino más bien "esperanza" de que puedan ganar las elecciones.
El líder de IU ha vuelto a insistir además en que su proyecto es "absolutamente factible, riguroso y solvente" porque consiste únicamente en incrementar en tres puntos los ingresos públicos, acercándolos así a la media europea, de modo que se puedan usar esos recursos para generar empleo, recuperar la demanda interna, impulsar un cambio del modelo productivo y reducir el déficit público.
Para este último objetivo, Garzón ha reconocido que será imprescindible "negociar" con Bruselas una nueva senda de consolidación fiscal, y ha pronosticado que el resultado del referéndum sobre el 'Brexit' que tendrá lugar esta semana será "determinante" en esa capacidad de maniobra para España.
"Este proyecto es factible, posible y la única forma de mejorar la vida de la ciudadanía. Por eso no vamos a escuchar de ninguna forma la campaña del miedo, de la intoxicación del PP, de Ciudadanos y de algunas grandes empresas, que intentan asustar y atemorizar a la mayoría de la población cuando éste es el único proyecto posible para salir de la crisis y para que los trabajadores puedan tener un empleo digno y de calidad", ha reiterado.
EL PRIMER PASO, UN GOBIERNO DE IZQUIERDAS
El dirigente comunista ha hecho hincapié en que para poder llevar a cabo sus propuestas hace falta que en las elecciones "den los números" para conformar un gobierno de izquierdas, por lo que ha aprovechado para hacer un "llamamiento a la clase trabajadora, a la gente de izquierdas" para que voten a Unidos Podemos.
"Somos optimistas. Creemos que tras las elecciones podremos poner esto en marcha y que se darán los números para tener un gobierno de izquierdas que ponga fin a la época de austeridad vivida con el PP", ha dicho, señalando que las tres primeras medidas que aplicaría un eventual ejecutivo con Unidos Podemos sería derogar las reformas laborales de 2010 y 2012, recuperar la negociación colectiva y poner en marcha un plan de empleo.
En cualquier caso, Garzón ha asegurado que a lo largo del resto de la legislatura también se llevarían a cabo "absolutamente todas" las propuestas de los sindicatos, que pasan por "recuperar los derechos laborales saqueados por el PP en los últimos años" pero también por otros caminos como incrementar los salarios, pensiones y prestaciones sociales.
Además, se ha comprometido a que los sindicatos y otros agentes de la sociedad civil sean "fundamentales" en la conformación del "nuevo proyecto de país" que pretenden llevar a cabo para "beneficiar a la clase trabajadora".
EL ARTE DE ACORDAR
Por su parte, tanto Ignacio Fernández Toxo como Josep María Álvarez han reconocido esta "amplia coincidencia" de objetivos con IU y han expresado su deseo de que las elecciones "se conviertan en una oportunidad para el cambio político y para iniciar una senda de consolidación del ciclo expansivo de la economía, mirando hacia los intereses y las necesidades de las personas".
"Hemos constatado una amplia coincidencia en la necesidad de que alrededor de un programa como el presentado por Unidos Podemos, que concuerda en gran medida con nuestras propuestas, pueda conformarse un gobierno de cambio y progreso. También con el PSOE constatamos una amplia coincidencia. Ahora el arte consiste en que los partidos atiendan el mandato de los ciudadanos y puedan conformar un gobierno", ha añadido Toxo.
En la misma línea, el líder de UGT ha subrayado la necesidad de que "cuanto antes" pueda formarse un nuevo ejecutivo y su deseo de que, "como parece" por las encuestas, pueda situarse "en el entorno de la izquierda".