Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gasolineras, un sector sin competencia

En su último informe sobre el sector difundido este jueves, la CNC cree que la intensidad de la competencia sigue siendo reducida y apunta como una posible causa de ello las trabas administrativas para abrir nuevas estaciones de servicio, así como los criterios que se siguen en los procesos de concesión.
Por un lado, el organismo piensa que se podría conseguir una mayor competencia en precios si otros operadores al por mayor -diferentes a Repsol, Cepsa y BP- aumentan su red de estaciones de servicios, así como la mayor implantación de gasolineras en los hipermercados.
No obstante, piensa que estos procesos se ven limitados por la adjudicación pública de gasolineras en bloque a un mismo grupo, por lo que recomienda que se ponderen favorablemente aquellas ofertas cuyos suministros no los realiza el mismo operador al por mayor que lo hace en las gasolineras anteriores o posteriores de la misma vía.
En cuanto a las estaciones de servicio de los hipermercados, la CNC advierte de la existencia de diferentes barreras administrativas que frenan su instalación, en especial de los ayuntamientos.
Competencia explica que las trabas burocráticas impiden o retrasan las autorizaciones necesarias para abrir una gasolinera, lo que atribuye no sólo a la escasez de suelo para estaciones de servicios en los planes urbanísticos municipales, sino también a la gran discrecionalidad en la concesión de licencias.
Además, la CNC advierte de que la posición de monopolio de CLH como propietaria de los oleoductos para fijar unilateralmente el precio de acceso a la red podría estar dificultando la competencia en el sector.
Por ello, propone como solución que sea el Ministerio de Industria el que fije el precio de acceso a la red o, en su caso, que CLH sea más transparente en cuanto a la metodología que usa para fijar las tarifas.
En este sentido, critica la presencia de algunos operadores -entre ellos están Repsol, Cepsa y BP- en el capital de CLH porque pueden condicionar los precios de acceso a la red, ya que este mayor coste lo podrían recuperar parcialmente a través del reparto de dividendos.
Asimismo, Competencia considera que la presencia de estos operadores al por mayor en el accionariado de CLH les podría dar acceso a información sensible que podrían usar en su propio beneficio.