Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos de General Electric piden el mantenimiento de la planta de Buñuel (Navarra)

El comité de empresa de General Electric en Buñuel luchará para lograr el mantenimiento de la planta, que cuenta con 103 trabajadores y que están "bastante disgustados" por el anuncio de cierre total de la fábrica que el grupo americano tiene en la localidad navarra.
Así lo ha señalado la presidenta del comité de empresa de General Electric en Buñuel, Luisa Duarte, de UGT, quien ha lamentado el anuncio de cierre de la planta por parte de la dirección, una noticia que los trabajadores no esperaban.
"Esperábamos algo, pero no un cierre total de la planta, estamos bastante disgustados", ha reconocido la presidenta del comité de empresa, en declaraciones a Europa Press.
Luisa Duarte ha explicado que la dirección mantuvo este miércoles una reunión con el comité de empresa en la que comunicó su decisión de cerrar la fábrica de Buñuel y que seguidamente celebraron una asamblea con los trabajadores para explicarles la decisión.
La planta de General Electric en Buñuel cuenta con 103 empleados, la mayoría trabajadores de la zona y con una media de edad entre los 27 y los 58 años.
Según ha detallado la presidenta del comité de empresa, el "principal objetivo" de la representación social será conservar la planta abierta y, en el caso de que no haya margen para la negociación, lucharán para que las recolocaciones sean en "buenas condiciones". En cualquier caso, ha incidido en que lo "primordial" es "mantener la planta".
Duarte ha señalado que, por el momento, no conocen cuál sería la fecha de cierre de la fábrica, ya que la decisión se enmarca en un ajuste a nivel europeo. La compañía tiene previsto recortar 6.500 empleos en Europa a lo largo de los dos próximos años, de los que unos 500 puestos de trabajo se verían afectados en España.
Por ello, ha explicado, en primer lugar se debe cumplir el plazo marcado a nivel europeo para a partir de ahí abrir una mesa de negociación a nivel local.