Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

General Motors y los trabajadores no logran un acuerdo sobre el segundo ERE

La multinacional pretende implantar el próximo año un ERE de 17 días a las 7.500 personas que forman la plantillatelecinco.es
La dirección de General Motors (GM) España y el Comité de Empresa no han alcanzado un acuerdo sobre la aplicación del segundo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la multinacional pretende implantar el próximo año, durante 17 días, a las 7.500 personas que forman la plantilla.
Según el presidente del Comité, José Juan Arceiz, las grandes diferencias entre la propuesta de la compañía y la posición de la representación de los trabajadores ha hecho imposible que se aproximaran las partes en la reunión en la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Aragón, que deberá decidir en los próximos días si acepta finalmente el expediente.
Ante este desacuerdo, los trabajadores de la planta de GM en Figueruelas (Zaragoza) se manifestarán a las 19:00 horas en la capital aragonesa para rechazar este nuevo ERE. Este es el segundo que pondrá en marcha la empresa tras el que se aplica desde noviembre -que dura un año- a 600 puestos de trabajo de la plantilla, ante la grave crisis económica y de ventas que afecta a la multinacional estadounidense.
El Comité de Empresa exige a la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Aragón que rechace el nuevo ajuste laboral porque establece unas condiciones económicas inferiores a las fijadas en el primer ERE.
Caballo de batalla
En concreto, la empresa está dispuesta a complementar la prestación por desempleo con el 10% del salario bruto de tablas. Mientras, el Comité reivindica que, al igual que en el anterior ERE, la suma del complemento y del desempleo alcance el 80% del salario bruto de tablas y el 80% de la antigüedad de cada trabajador.
Para los empleados mayores de 55 años, la dirección ofrece la posibilidad de que se acogieran a una reducción de jornada equivalente a los días de aplicación del ERE, en los que cobrarían el 50% del salario bruto, algo que el Comité podría valorar siempre y cuando la empresa cediera en los complementos para el resto de la plantilla.
 
EB