Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat Valenciana destruye 15.328 pares de zapatos asiáticos incluidos en la Red de Alertas de Consumo

La directora general de Comercio y Consumo de la Generalitat Valenciana, Silvia Ordiñaga, ha asistido este lunes a la destrucción de 15.328 pares de zapatos importados de países asiáticos incluidos en la Red de Alertas del Instituto Nacional de Consumo y que habían sido detectados y retirados por los servicios territoriales de Consumo en establecimientos de la Comunidad Valenciana.
Ordiñaga ha explicado que se trata de 15.328 pares de siete modelos de sandalias de niña "en los que se detectó niveles de cromo superiores al límite superior establecido en la norma y cuya subsanación no era posible al afectar al forro y la plantilla", según ha informado la Generalitat en un comunicado.
"Este calzado procedente de países asiáticos fue incluido en la Red de Alertas de Consumo Nacional tras los análisis realizados por el Soivre y detectado en algunos establecimientos de la Comunitat Valenciana por los servicios de inspección de la Generalitat", ha señalado.
En este sentido, la directora general ha destacado la labor desarrollada por la Consejería de Economía, Industria, Turismo y Empleo "para velar por la normativa vigente y garantizar la máxima seguridad de los productos en el mercado, lo que ha permitido la destrucción ahora de estos productos cuyo uso por parte de los niños podía ser perjudicial para la salud".
Ordiñaga ha remarcado "la importancia de las inspecciones realizadas por los servicios territoriales con el objetivo de generar la confianza necesaria en los consumidores, garantizando que los productos comercializados cumplen con todas las normas que garantizan su seguridad y máxima calidad".
Además de los controles sobre el mercado que lleva a cabo la Generalitat "es fundamental concienciar a los consumidores de la importancia de no dejarse guiar únicamente por el precio, especialmente en el caso de los productos destinados a los niños, y adquirir los productos en establecimientos especializados", ha incidido.
BALANCE 2013
Durante 2013 los servicios territoriales de la Consejería valenciana de Economía, Industria, Turismo y Empleo retiraron del mercado un total de 169.080 productos incluidos en la Red de Alertas del Instituto Nacional de Consumo, de los que 117.221 (69,33%) eran juguetes y 34.198 (20,23%) eran productos de textil y calzado.
La directora general ha matizado que los productos alertados y retirados proceden en su mayoría de países asiáticos, como es el caso del calzado destruido esta mañana. Además, son requisados principalmente en tiendas multiprecio y bazares.
Del total de productos alertados el año pasado 112.078 fueron destruidos, 17.505 fueron retirados voluntariamente por los propios establecimientos o distribuidores y 16.823 por los inspectores y 8.169 fueron devueltos a origen.