Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat confía en que la UE incluya los cítricos en las ayudas por el veto ruso

Agricultores exigen a Bruselas el fin de las sanciones para acabar con el veto ruso y ayudas para recuperar el mercado
El secretario autonómico de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, Alfredo González, se ha mostrado confiado en que la Unión Europea incluya los cítricos en las ayudas para paliar el veto ruso. La Comunitat es el primer exportador de frutas y hortalizas en Rusia, ha apuntado González y por eso "el Ministerio tiene que hacer fuerza en Europa para que los productos valencianos tengan la dotación económica que se merecen", ha dicho.
González se ha pronunciado de esta manera tras el encuentro que ha mantenido con los representantes de los sindicatos agrarios AVA y la Unió, Cristóbal Aguado y Ramón Mampel, respectivamente. En este sentido, ha insistido en que desde que se produjo el veto ruso "este Consell ha estado en todo momento activo y haciendo sus deberes". Mientras "algunos se hacen fotos, otros trabajamos en pro del campo valenciano".
El secretario autonómico, que ha hecho referencia a la reunión que mantuvo este jueves con técnicos del Ministerio de Agricultura, ha destacado que la valenciana ha sido "la primera" autonomía en mantener un encuentro bilateral con este departamento. En esta cita se le ha "hecho ver la importancia de algunos de los productos" que no se han incluido en el comunicado de la UE que detalla los productos incluidos en las compensaciones al veto ruso. Se trata de los cítricos, el caqui y la granada.
"La recepción del Ministerio fue buena y creo que no va a haber ningún problema con los cítricos" y "estoy en el convencimiento de que no lo va a haber", ha dicho. Por lo que se refiere al caqui "puede haber alguna reticencia por parte de algún país pero creo que entrará", aunque "sí pusieron duda con la granada" por un "tira y afloja" con otros países que quieren incluir sus productos.
Por otro lado, ha recordado que los 125 millones que quiere disponer Bruselas para compensar el veto ruso proviene de un fondo de crisis dotado con 430 millones. Por ello ha justificado esa cantidad, ya que "si hay alguna otra crisis durante el año no habrá de donde tirar", aunque confía en que conforme se incluyan nuevos productos "subirá" el fondo para estas ayudas.
Aguado ha querido aclarar que ahora mismo hay dos vías de negociación. Por un lado un borrador para un reglamento de medidas excepcionales de apoyo a los productores de melocotones y nectarinas --que no afecta demasiado a la Comunitat porque estos productos ya los tiene comprometidos por su recolección temprana--, y por otro una comunicación de la UE referida a los 125 millones de ayudas, en los que no incluye cítricos, caqui y granada.
"PERDER EL TIEMPO"
Por su parte, Cristóbal Aguado (AVA) ha querido expresar la "indignación" del sector por la "limosna" que pretende dar la UE después de que haya "hundido" el mercado tras el veto aplicado por Rusia en respuesta a las sanciones europeas.
En este punto, ha señalado que casi el cien por cien de los caquis y granadas que se exportan a Rusia son de la Comunitat, y el 70 por ciento de los cítricos son españoles, "mayoritariamente valencianos". Además, los valencianos representan el 50 por ciento de las exportaciones al país ruso y, a pesar de eso "nos quedamos sin ayudas", ha lamentado.
Aguado ha reclamado a la UE "que quite las sanciones para que Rusia quite el veto" y que invierta en promoción, recuperación de mercado e indemnización a los agricultores. "Todo lo demás es perder el tiempo".
Del mismo modo, Ramón Mampel (La Unió) ha pedido a la UE "agilidad" en la respuesta al problema por el veto ruso porque la campaña de cítricos va a comenzar con caídas de precios, ha advertido. Además, ha insistido en que se "limite" la entrada de productos de países preferenciales para la UE.