Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat inicia este lunes la comercialización de la tercera emisión de bonos en 12 meses

Una veintena de entidades financieras iniciarán este lunes la comercialización de una nueva emisión de bonos para particulares de 3.700 millones de euros ampliables hasta 4.000 para refinanciar la deuda de la Generalitat, en la que será la tercera operación de este tipo en los últimos doce meses.
Esta tercera emisión minorista de deuda catalana se dividirá en dos tramos a uno y dos años, con un tipo de interés respectivo del 4,75% y 5,25%, y con una inversión mínima de 1.000 euros y máxima de dos millones.
Las entidades aseguradoras y colocadoras, lideradas por La Caixa, CatalunyaCaixa y Banco Sabadell, recibirán comisiones de entre el 2% y el 2,2%, en función del resultado de colocación, y no habrá prorrateo.
El periodo de suscripción concluirá oficialmente el 14 de noviembre, pero podría acortarse si todas las entidades colocan antes el volumen de bonos que tienen asignado.
El desembolso está previsto para el 21 de noviembre, fecha en la que finaliza y se liquida la emisión del año pasado, por 3.000 millones en bonos a un año, para que los ciudadanos que suscribieron bonos entonces lo puedan volver a hacer.
Los tipos de interés de los bonos son superiores a los de la emisión que realizó el Govern de CiU en abril por 3.200 millones, cuando fueron del 4,25 y 4,75% a uno y dos años, y que la Generalitat pretendía mantener, pero que finalmente ha aumentado porque las calificaciones de Cataluña han retrocedido.
El conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, defendió este viernes que la nueva emisión es "atractiva y sólida" por el tipo de interés y porque la Generalitat es una institución pública con una reputación sólida y segura en un contexto de tiempos inciertos.
En declaraciones a la prensa en el XVI Encuentro de Economía de S'Agaró, añadió que permite "disponer de una situación normal de tesorería" en las arcas catalanas y ahorra hacer otras emisiones de endeudamiento.