Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Generalitat valenciana ve "una tomadura de pelo" que Montoro achaque al Consell el retraso de la llegada del FLA

Cree que el Gobierno "tenía que haber pedido perdón" a los empresarios por "el daño que les ha causado"
El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha señalado este miércoles que es "una tomadura de pelo" que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, achaque al Consell el retraso de la llegada del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) porque ha remarcado que su departamento "ha cumplido todos los plazos" relacionados con la tramitación de estos fondos. En este sentido, ha señalado que Montoro es un ministro "desleal y non grato" para la Comunitat porque "emplea argumentos torticeros que representan una burla para todos los valencianos".
Así lo ha manifestado Vicent Soler en un comunicado, tras el acto que Montoro ha realizado este miércoles en Valencia con empresarios valencianos, en donde ha subrayado que el Consell "no tiene ninguna razón para la queja pública" sobre el FLA porque si no se ha pagado antes es "porque no se ha presentado el plan de ajuste en tiempo y forma y no cumplían el requisito de incorporar las facturas en el registro" del Ministerio.
Para Soler, los argumentos del ministro son "excusas de mal pagador" ya que ha recordado que las negociaciones para la elaboración y aprobación del Plan de Ajuste se alargaron por "las exigencias del ministerio de recortes que llegaban inicialmente hasta los 1.300 millones de euros".
"Nos negamos en redondo porque se pretendía hacer pagar a los valencianos la factura por la incapacidad del Gobierno de afrontar en la anterior legislatura la reforma del sistema de financiación autonómica", ha resaltado.
Por tanto, el titular de la Conselleria de Hacienda ha subrayado que su departamento "ha cumplido todos los plazos" relacionados con la tramitación del FLA y ha indicado que desde el día 10 de junio, y en un proceso de tan solo dos días, "las facturas estaban disponibles en la plataforma de pago habilitada por el ministerio".
De este modo, ha explicado que los documentos quedaron a la espera de que el ministerio tramitara el desembolso efectivo del dinero a los proveedores valencianos por lo que ha afirmado que los argumentos del ministro son "falsos".
Ha criticado el modo de actuar del Gobierno central ya que, a su juicio, "revela una falta de sentido de Estado brutal" porque al negar liquidez a la Generalitat "a quien realmente está perjudicando es a las empresas y a quien realmente está asfixiando es a nuestro tejido productivo y a todas las familias que de él dependen", ha puntualizado.
Así, ha considerado que el Gobierno central "tenía que haber pedido perdón" a los empresarios por "el daño que les ha causado" con "la asfixia económica a la que el Ejecutivo central ha sometido a la Generalitat" y que ha provocado que "miles de empresas y proveedores no puedan cobrar sus servicios, lo que les ha llevado a una situación límite".
PAGOS
Por otro lado, el titular de la Hacienda valenciana ha criticado que el año pasado el Gobierno central otorgó, hasta el 22 de junio al anterior Consell, una liquidez de 2.954 millones entre el FLA ordinario y extraordinario (2.438 millones) y los anticipos de la financiación (516 millones) que supusieron el 75% de la liquidación de julio, que el año pasado ascendió a 684 millones.
Por contra, ha criticado que, pese que el ministro ha anunciado este miércoles que mañana jueves el Gobierno pagará 991,2 millones de euros, procedentes del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y ha asegurado que en las próximas semanas se desembolsarán otros 448 millones, el Gobierno central "sólo ha proporcionado, a fecha de hoy y pendientes del desembolso efectivo del FLA, una liquidez de únicamente 536 millones, referidos solo a los anticipos de la liquidación, y cero euros correspondientes al FLA ordinario y extraordinario", por lo que los anticipos "solo suponen el 43% de la liquidación de este año, que se eleva a 1.245 millones".
"INSULTO A LA INTELIGENCIA"
"La situación actual es un insulto a la inteligencia, y además el ministerio se permite amenazar con intervenirnos por no cumplir el periodo medio de pago a proveedores (PMP) cuando nuestro dinero quien lo tiene es él, y lo da cuando y como quiere guiándose por intereses electorales, no por las necesidades de nuestro territorio", ha indicado el conseller.
Vicent Soler ha criticado que el pasado 20 de diciembre, a cuatro días de las elecciones, fue el momento en el que Hacienda desembolsó 1.471 millones del FLA extraordinario. "Ahora parece que está siguiendo el mismo guión. Esta actitud electoralista del ministro de Hacienda no es de recibo, porque detrás de todas las tretas electorales que sigue están las necesidades y el sufrimiento de cinco millones de valencianos. Es terrible esta situación", ha lamentado Soler.
"La asfixia financiera a la que nos somete el Gobierno central ha provocado que el PMP de la Comunitat supere en el mes de abril el plazo máximo de 60 días, algo sobre lo que el Gobierno central ya nos alertó recientemente en una carta amenazándonos con la aplicación de medidas de control; por eso no entendemos la negativa del Ministerio de Hacienda cuando le solicitamos más fondos", ha indicado Soler.
"Nos amenaza con intervenirnos por no pagar a tiempo, pero nosotros no podemos pagar porque no nos da el dinero. El ministerio es quien recauda nuestros impuestos. Tiene nuestro dinero y abre el grifo a su voluntad. Por eso, reducir el pago a proveedores depende del Gobierno central, no de nosotros", ha explicado el conseller.
"SIN ACOMETER LA FINANCIACIÓN"
Vicent Soler ha recordado también que el problema "de fondo" es que el actual sistema de financiación autonómica perjudica "gravemente" a la Comunitat Valenciana porque "ha estado gravemente marginada en los Presupuestos Generales del Estado donde recibe unas inversiones muy inferiores a la media".
Así, ha subrayado que la Generalitat ha reivindicado 1.325 millones "simplemente para mantener el gasto del año pasado, ya que los expertos han calculado que necesitaríamos hasta 2.464 millones para acercarnos a la media de gasto del resto de comunidades autónomas".
Por tanto, ha manifestado que la Generalitat está "arropada de toda la legitimidad para reivindicar, no solo 1.325 millones, sino mucho más".