Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat valenciana acusa al PSOE de "generar alarma" por pedir una auditoría de las cuentas públicas

La Generalitat valenciana ha acusado a los socialistas de crear desconfianza y alarma con su propuesta, registrada en el Parlamento autonómico, para que la Cámara de Cuentas haga una auditoria de las cuentas públicas de la comunidad desde 1995.
El consejero de Gobernación y secretario general del PPCV, Serafín Castellano, ha asegurado este lunes que el PSPV intenta "desprestigiar" las instituciones y generar una serie de "alarmas absolutamente innecesarias" ante la petición de una auditoria de las cuentas de la Generalitat, algo que, según ha subrayado, la sindicatura "ya hace todos estos años".
De esta forma se ha manifestado Castellano a preguntas de los medios sobre la decisión del grupo parlamentario socialista en las Cortes Valencianas de presentar una proposición no de ley en la cámara autonómica en la que pide que la Sindicatura de Comptes elabore un informe "detallado" sobre la situación "real" de las cuentas públicas de la Generalitat y del sector público empresarial desde el año 1995.
Castellano, que se ha reunido en la Consejería con técnicos de emergencias para presentar el Plan Territorial de Emergencias y el Plan de Seguridad Radiológica, ha señalado que "en los tiempos que corren" lo que se requiere es "seriedad, responsabilidad, arrimar el hombro y hacer propuestas positivas" y no otras "demagógicas, ni sembrar dudas y alarmas que no llevan a ningún lugar".
En este sentido, ha indicado que lo que pide el PSPV es algo que ya se hace. "La sindicatura ya audita las cuentas de la Generalitat, además tiene un apartado especial para el tema de la deuda, al mismo tiempo que se dispone de otra auditoria por parte de la Intervención General", ha declarado.
Asimismo, ha resaltado que lo que la gente quiere ahora son "soluciones" y salir "cuanto antes" de la crisis y crear empleo, mientras que actitudes "demagógicas" como las del PSPV "no solo no aportan nada sino que tampoco conducen a ningún lugar".
Por último, ha solicitado al PSPV que "predique con el ejemplo" y haga auditorias en los municipios en los que gobierna y no "todo lo contrario", ya que, en su opinión, "pedir lo que uno no hace es cínico y demagógico".
Por su parte, el portavoz en funciones del grupo parlamentario popular en las Cortes, Rafael Maluenda, ha destacado que la Sindicatura de Comptes "hace público año tras año un informe con las cuentas de la Generalitat auditadas".
Maluenda ha lamentado "el desconocimiento que han demostrado tener los socialistas sobre los órganos de control al poder Ejecutivo". Al respecto, ha recordado, que antes del 30 de junio la Consejería de Hacienda y Administración Pública "presentó, como todos los años, las cuentas referidas al pasado ejercicio 2011".
"Y con estos datos, la Sindicatura presentará su informe antes de que finalice este año 2012", ha señalado el diputado 'popular', quien ha añadido que tanto la Sindicatura como la Generalitat "cumplen con sus funciones como marca la ley, pero parece que el PSPV no se ha enterado aún del mecanismo de funcionamiento". A su juicio, esto demuestra que "son una oposición que los valencianos no se merecen".
Asimismo, Rafael Maluenda ha opinado que "además del desconocimiento de la ley y del procedimiento a seguir a la hora de auditar las cuentas públicas, el PSPV ha dejado entrever que no confía en la imparcialidad, rigor y transparencia con la que actúa la Sindicatura".
LOS SOCIALISTAS "NO SE FÍAN DE NI SU SOMBRA"
"Este hecho es preocupante, ya que los socialistas han pasado de no fiarse ni de su sombra, a dejar de hacerlo de órganos competentes, autorizados y de prestigio como es la Sindicatura de Comptes", ha resaltado.
Por último, Maluenda ha instado a los socialistas a que "dejen de perder el tiempo pidiendo informes que ya se están elaborando y se son fiables al 100 por cien, y que se centren en arrimar el hombro y buscar entre todos solución a la difícil situación económica que atravesamos en nuestro país", ha concluido.
También el consejero de Economía, Industria y Comercio, Máximo Buch, considera "fuera de lugar" la proposición no de ley presentada este lunes por el PSPV en las Cortes para que la Sindicatura de Comptes elabore una auditoría sobre las finanzas de la Generalitat, al tiempo que ha remarcado que las cuentas de la administración "son transparentes, públicas y conocidas por todo el mundo".
Así lo ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación tras asistir a la firma de un convenio de prácticas no laborales entre la Generalitat y S2 Grupo, a preguntas sobre esa iniciativa.
Buch ha recalcado que son "absolutamente transparentes" y que, por tanto, no considera necesario "auditar absolutamente nada". "Existe la Sindicatura de Comptes y creo que no hay ningún motivo para dudar de que la Sindicatura de Comptes, que es un órgano independiente, hace bien su trabajo", ha sentenciado.
Así, considera que "está fuera de lugar" pedir una auditoria de las cuentas de la Generalitat y que "es, más que nada, para hacer ruido en el mes de agosto y generar desconfianza, destruir valor y destruir la confianza que tenemos que restablecer entre todos".
"Poner en duda en estos momentos las cuentas de la Generalitat está totalmente fuera de lugar", ha reprobado Buch.
En cuanto a la cantidad que solicitará la Comunidad Valenciana del Fondo de Liquidez Autonómico, ha reiterado que el importe del préstamo financiado con cargo a ese fondo "dependerá del número de comunidades autónomas que se adhieran al proceso".
VENCIMIENTOS POR IMPORTE DE 2.000 MILLONES EN 2012
"Una vez sepamos cuántas se han adherido, veremos el importe que se nos asigna, que tendrá que ser suficiente para vencimientos y para gastos", ha indicado Buch, que ha recordado que los vencimientos de la Generalitat valenciana en 2012 ascienden a "algo menos de 2.000 millones de euros, en vencimientos de banca extranjera y bonos".
En cualquier caso, Buch ha destacado que dicho fondo "no está limitado", sino que "se inicia con un importe que se puede ir ampliando a medida que las comunidades autónomas lo necesiten".