Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gesconsult recibe la aprobación para lanzar en Luxemburgo sus fondos de renta fija flexible y variable

Gesconsult ha recibido la aprobación del regulador luxemburgués para lanzar en ese mercado las réplicas de sus fondos Gesconsult renta fija flexible y Gesconsult renta variable, lo que supone un primer paso en la internacionalización de la gestora española.
Así, a partir de ahora estas estrategias están disponibles para la venta no solo a clientes nacionales, sino también internacionales, según ha informado en un comunicado.
La gestora ha establecido una estructura 'master-feeder' (es decir, principal-subordinado), en la que los fondos principales serán los españoles y los subordinados serán los luxemburgueses. Con la creación de una nueva clase, los fondos subordinados dispondrán de una forma específica de invertir en los fondos principales.
"Luxemburgo es la puerta de entrada más eficiente para muchos inversores internacionales para acceder a gestoras especialistas locales", ha afirmado el presidente de Gesconsult, Juan Lladó.
Según ha explicado, en la gestora están "convencidos" de que "una parte importante" de su crecimiento vendrá del negocio internacional, ya que tienen "mucho que aportar al inversor". "Hemos salido para quedarnos", ha concluido.
El fondo Gesconsult renta variable, que invierte al menos un 75% de su patrimonio en valores de la Bolsa española, independientemente de su capitalización, cuenta con la máxima calificación Morningstar, 5 estrellas, y tiene un rating cualitativo bronze. A 31 de marzo contaba con un patrimonio bajo gestión de 39,98 millones de euros y una rentabilidad a tres años del 35,53%.
Por otra parte, el Gesconsult renta fija flexible es un fondo mixto de renta fija que puede llegar a invertir un máximo del 30% en renta variable, principalmente de la zona euro. A 31 de marzo contaba con un patrimonio bajo gestión de 95,89 millones de euros y una rentabilidad a tres años del 10,12%.