Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gestha denuncia requisitos "laxos" y falta de control en las subvenciones para formación de parados

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han denunciado este miércoles la "escasez y laxitud" de los requisitos para conceder subvenciones relacionadas con los cursos de formación a desempleados, a lo que se suma la falta de control por parte de los organismos públicos, una realidad que podría estar detrás del supuesto fraude masivo que se investiga en algunas comunidades autónomas.
Gestha señala que, en la práctica, las exigencias para recibir dinero público para estos cursos son "muy laxas", lo que favorece que muchas empresas se constituyan únicamente para percibir la subvención y posteriormente desaparezcan sin dejar rastro. Por este motivo, a los técnicos no les sorprenden las dificultades que la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) y la Fiscalía Anticorrupción están teniendo para localizar las empresas tapadera que supuestamente se habrían quedado con parte de los fondos.
De confirmarse la malversación de fondos, estas sociedades y sus responsables estarían cometiendo un doble fraude. Por un lado, la percepción indebida de una subvención y, por el otro, la evasión fiscal del dinero apropiado que, según las cantidades barajadas, podrían ascender a 2.000 millones de euros.
Según Gestha, otra de las causas que habría favorecido la proliferación de este aparente fraude sería la "escasa vigilancia" del gasto público por parte de las diferentes administraciones, que crean numerosos y variados entes públicos para escapar al control de sus obligaciones de transparencia. "Esta falta de control sería especialmente grave en los ayuntamientos, donde hay muy pocos medios y una elevada politización de los organismos públicos", subrayan los técnicos de Hacienda.
Por ello y para evitar situaciones similares en el futuro, el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, exigió, en un comunicado, que se intensifiquen los controles del gasto público de todas las administraciones y se realicen auditorías operativas para asegurar la asignación eficaz de los recursos.