Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno envía a Bruselas el Plan Presupuestario del conjunto de las administraciones para 2015

El plan detalla que el importe total de medidas para 2014 es de 1,47 puntos de PIB y de un punto para 2015
El Gobierno ha enviado este miércoles a la Comisión Europea el Plan Presupuestario para 2015 del conjunto de las administraciones públicas, para cumplir con el seguimiento y la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios y la corrección del déficit excesivo de los Estados miembros de la zona del euro.
Según informan los ministerios de Economía y de Hacienda en una nota de prensa, el plan contiene la información relativa a los proyectos de presupuestos de la Administración Central y las líneas fundamentales de los presupuestos de los demás subsectores de las administraciones públicas, en línea con la estrategia fiscal a medio plazo recogida en la actualización del Programa de Estabilidad para el periodo 2014-2017.
Además, pone de manifiesto la coordinación de la política fiscal de las distintas administraciones públicas para la consecución del objetivo de estabilidad presupuestaria y para contribuir a la consolidación de la recuperación económica y el impulso de la creación de empleo.
Así, el plan recoge la actualización del cuadro macroeconómico realizada en el mes de septiembre, con un crecimiento estimado del PIB del 1,3% para este año y del 2% para 2015, una base más asentada en la demanda interna y una mejora la creación de empleo.
Según el Gobierno, este escenario macroeconómico refleja la prolongación de la recuperación de la economía española, iniciada en el tercer trimestre de 2013 que se ha ido intensificando gradualmente, hasta anotar el PIB en volumen un avance intertrimestral del 0,6% en el segundo trimestre de 2014.
Tal y como sostiene el Ejecutivo en el documento, este escenario se fundamenta, esencialmente, en la creación de empleo, el tono positivo de las expectativas de consumidores y empresas, la moderación de precios y salarios, la mejora gradual de las condiciones financieras para empresas y familias y el dinamismo del sector exportador.
Por otro lado, en el plan se detallan los objetivos de déficit 2015-2016, y se mantiene la mayor reducción comprometida por España para 2014. Así, el Gobierno garantiza a Bruselas que reducirá el saldo negativo de las cuentas públicas desde el 6,3% registrado al cierre de 2013 al 5,5% del PIB este año -- frente al 5,8% requerido--, al 4,2% del PIB en 2015 y por debajo del 3% en 2016.
Para alcanzar estos objetivos, el Gobierno explica en el documento las medidas comprometidas en el programa de estabilidad y se actualiza su cuantificación. Así, el importe total de medidas para 2014 es de 1,47 puntos de PIB y de un punto para 2015. Además, se concreta que el mayor esfuerzo se hace por el lado del gasto en todas las administraciones, puesto que el 71% de las medidas vienen por esa vía en 2015.
LA REFORMA FISCAL
El plan dedica un apartado a explicar las líneas generales del Presupuesto del Estado de 2015 y otro a la reforma fiscal que entrará en vigor el 1 de enero, con un impacto para las arcas del Estado de 9.000 millones en dos años. Sin embargo, la cifra se reduce a 6.900 millones si se tienen en cuenta los efectos inducidos sobre consumo y la inversión.
Finalmente, en el informe se analizan también los presupuestos de la Seguridad Social, las comunidades autónomas y las entidades locales para seguir logrando el objetivo de déficit en 2015 y el grado de cumplimiento de las recomendaciones específicas del Ecofin.
Además, se presenta un resumen del impacto de las medidas explicadas a lo largo del documento y la evolución esperada de los gastos e ingresos del conjunto de las administraciones. En este apartado, se ve que el Gobierno espera que el porcentaje de ingresos totales sobre el PIB sea del 38,04% en 2014 y del 38,44% en 2015, mientras que los gastos supondrán el 43,63% del PIB este año y el 42,62% el año que viene.