Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco ve "intolerable" que Candy y General Cable anuncien despidos sin comunicación previa

Tapia advierte de que "no puede tratarse" a Euskadi "como si fuera una república bananera"
La consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, ha denunciado que los 150 despidos anunciados este jueves por Candy Hoover Electrodomésticos en su planta de Bergara y otros tantos en la planta de General Cable en Vitoria, y ha considerado "intolerable" que ambas anuncien sus planes de despido en Euskadi "sin una comunicación previa".
A su juicio, "no puede tratarse" a Euskadi "como si fuera una república bananera" por los que ha anunciado que el Gabinete Urkullu hará "todo lo que esté en su mano" para evitar los despidos.
En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, Tapia se ha referido así al anuncio a la plantilla por parte de la de la gerencia de Candy Hoover Electrodomésticos de que tiene intención de prescindir de 150 personas de la plantilla, de las 170 actuales, "por medio de despidos colectivos, basándose en causas económicas, organizativas y productivas".
Por su parte, la multinacional estadounidense General Cable (antigua ECN) ha comunicado este jueves el cierre de la planta de Vitoria y, con ello, el despido de sus 150 trabajadores.
Tapia ha calificado el anuncio de "muy mala noticia" y ha censurado que se la hayan comunicado al Ejecutivo autónomo, tras hablar con los comités de empresa respectivos, "sin ninguna capacidad de reacción". "No creemos que es una forma de actuar de una multinacional ubicada en un país desarrollado. No es de recibo la forma en la que se ha trabajado", ha criticado.
En el caso concreto de General Cable, ha afirmado que ha hecho un proceso totalmente distinto con las plantas de Cataluña, por lo que ha advertido de que el Ejecutivo Urkullu va a hacer "todo lo que esté su mano para que esto no pueda llevarse a cabo" el ERE de extinción.
"No se puede tratar a un país como Euskadi, por parte de una multinacional, como si fuéramos una república bananera. Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que así no sea", ha advertido.
Según ha recordado la consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, se trata de 300 familias "que está sufriendo" y "se han encontrado con esta noticia sobre la mesa hoy".
DISPUESTOS A AYUDAR
"Esto es intolerable. Nosotros no vamos a trabajar en ese sentido. Si están dispuestos a buscar fórmulas de ajuste para que el Gobierno ayude, vamos a llegar hasta el final. Pero esta comunicación de 'sí o sí cierro', sin ninguna comunicación, es intolerable. Hay otras opciones y estamos dispuestos a analizarlas todas", ha censurado.
Tapia ha insistido que tanto el Ejecutivo autonómico como los Gobiernos forales "están dispuesto a ayudar" pero ha vuelto a criticar que "sea una decisión unilateral, como si fuera una república bananera donde vivimos". Además, ha aventurado que "no va a ser posible" que el Departamento de Empleo acepte los EREs de extinción anunciados por ambas compañías.