Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno desoye la petición de la Defensora del Pueblo de recuperar los préstamos subsidiados

El Gobierno rechaza asumir la petición de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, de recuperar los préstamos subsidiados de ayuda a la vivienda, y asegura que su supresión está "notablemente compensada" por la caída de los tipos impositivos que se aplican a los créditos hipotecarios.
Así lo explica en una respuesta escrita a la diputada del BNG Rosana Pérez, quien se hacía eco de la petición que Becerril hizo el pasado mes de septiembre al Ministerio de Fomento para revisar el criterio interpretativo empleado para justificar la supresión de estas ayudas, que incluye denegar cualquier solicitud nueva o en trámite acogida a los planes anteriores.
En su texto, que recoge Europa Press, el Ejecutivo señala que una vez estudiado el contenido de la recomendación plantada por la Defensora "no puede asumirse" y recuerda que todos los cambios aplicados durante esta legislatura en el ámbito de las ayudas a la vivienda "tienen como objetivo redireccionar las políticas de vivienda hacia el equilibrio de los recursos disponibles".
NO TIENE CARÁCTER RETROACTIVO
El Ejecutivo rechaza asimismo la acusación de Becerril y de gran parte de la oposición parlamentaria de que la supresión de los préstamos subsidiados se haya aplicado con carácter retroactivo, ya que no se han visto afectados "derechos ya reconocido con anterioridad" a la entrada en vigor de la medida sino que sólo se ha impedido "reconocer nuevas ayudas".
En el caso de renovaciones que estaban en tramitación en el momento en que se aprobó la medida, el Ejecutivo explica que se considera una nueva solicitud, ya que "el beneficiario debe acreditar 'ex novo' que cumple en ese momento todas las condiciones para obtener la prórroga de la subsidiación del préstamo". Por ello, "no procede estimar ninguna solicitud de prórroga ni de nueva concesión".
En cualquier caso, el Gobierno asegura que "los perceptores de ayudas reconocidas con anterioridad al 15 de julio de 2012 no perderán su derecho y el Ministerio de Fomento continuarán abonando (las ayudas) conforme hasta ahora".
LA SITUACIÓN HA CAMBIADO
A renglón seguido, el Ejecutivo apunta que este tipo de ayudas de préstamos subsidiados "nacieron en un contexto hipotecario y de precios de la vivienda que nada tiene que ver con la situación actual" y que su supresión se ha aprobado "valorando la tendencia a la baja" de los precios de la vivienda y de los tipos de interés.
De este modo, "la imposibilidad de nuevos reconocimientos de la ayuda de subsidiación al préstamo convenido está notablemente compensada por las bajadas de las cuotas de dichos préstamos como consecuencia de la bajada de los tipos de interés".