Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno del PP destinó al alquiler social casi la mitad de los recursos para política de vivienda

La ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, ha desglosado este viernes el balance de las políticas de vivienda durante la pasada legislatura, que refleja que casi el 50% de los fondos destinados a través del Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 se destinó al alquiler social.
Los datos que ha expuesto Pastor en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, indican que el gasto total --al plan le queda un año de vigencia con lo que previsiblemente la cifra final será superior-- fue de 2.311 millones de euros, de los que 1.118 millones de destinaron a este alquiler social, con 239.254 beneficiarios.
Concretamente, 460 millones de euros fueron a parar a las ayudas a los inquilinos, para 167.169 beneficiarios, y otros 658 millones, al fomento de la vivienda social en alquiler. Estas últimas subvenciones y subsidiaciones han llegado a 72.185 beneficiarios.
Asimismo, el Gobierno dedicó 775 millones de euros a la subsidicación de préstamos para la adquisición de vivienda social, de los que se han beneficiado 249.973 personas, aún más que del alquiler social. Por su parte, el segmento de rehabilitación fue receptor de 418 millones de euros, con un total de 80.709 viviendas rehabilitadas.
De esta forma, el último Plan Estatal de Vivienda ha extendido sus ayudas a 570.036 receptores, que, también está previsto que se incrementen finalmente, una vez se cumpla el plan completo en 2016.
Según el Ejecutivo, estas cifras se encuadran dentro del esfuerzo por cambiar el modelo de la política de suelo y vivienda, con objeto de facilitar el acceso a la misma a condiciones "asumibles" y la consolidación de la recuperación económica.
Para ello, Pastor ha puesto de manifiesto el periplo legislativo emprendido desde la Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas, de 2013, hasta el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, de 2015, pasando por el que ha sido uno de los mayores hitos normativos del Gobierno del PP, la Ley de medidas de flexibilización y fomento el mercado del alquiler, aprobada en también 2013.