Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno sitúa en primera línea del Plan Nacional de Reformas la reforma fiscal y la lucha contra el paro

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado este miércoles que el Plan Nacional de Reformas (PNR) pivotará sobre cinco grandes ejes: la reforma fiscal, la lucha contra el paro, el restablecimiento de las condiciones normales de financiación de la economía española, el fomento de la competitividad y la modernización de las administraciones públicas.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha subrayado que el objetivo prioritario del Plan Nacional de Reformas es consolidar la recuperación económica para lograr un crecimiento sostenible y la creación de empleo estable.
La vicepresidenta, que ha subrayado que España tendrá a finales de 2015 menos parados que a finales de 2011, ha desgranado qué medidas se tomarán para hacer realidad las grandes líneas del Plan Nacional de Reformas, muchas de ellas ya anunciadas.
Así, en primer y segundo lugar, Sáenz de Santamaría ha mencionado la reforma fiscal y el restablecimiento de las condiciones normales de financiación de la economía. En este segundo eje se impulsarán la movilización del crédito; medidas alternativas a la financiación tradicional; la ley de fomento de la financiación empresarial, y la mejora del marco legal de refinanciación y reestructuración de la deuda empresarial, no sólo en los acuerdos preconcursales, sino también en las empresas ya declaradas en concurso.
En cuanto al tercer eje, el fomento de la competitividad, la vicepresidenta ha explicado que se adecuarán más de 2.700 normas; se aprobará un nuevo modelo de formación para el empleo, basado en la transparencia y gestión de los recursos públicos y en la libre concurrencia, y se reformará la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para darle una mayor autonomía y más capacidades de actuación reguladora y de inspección.
En el marco de la lucha contra el paro, Sáenz de Santamaría ha citado, entre las medidas a adoptar, la Estrategia Española para la Activación del Empleo 2014-2016 para vincular más las políticas activas y pasivas; el plan de garantía juvenil; el refuerzo de la inserción laboral de los mayores de 55 años, parados de larga duración y jóvenes con discapacidad, y diversas actuaciones en el ámbito social, como el Plan de Inclusión Social y la Estrategia Nacional para las personas sin hogar.
El último gran eje del Plan Nacional de Reformas es la modernización "a todos los niveles" de la administraciones públicas. En este contexto, el Gobierno prevé que este año estén terminadas el 50% de las medidas del plan, aunque el plazo abarca hasta 2015.