Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno admite que nombró consejero de la Sareb al registrador que heredó la plaza de Rajoy en A Coruña

El Ejecutivo insiste en que el presidente no cobra por su ser titular del registro de Santa Pola porque está en "servicios especiales"
El Gobierno ha admitido que nombró consejero de la Sareb a la persona que el ahora jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, eligió para sustituirle como interino en el Registro de la Propiedad de Padrón (A Coruña), en 1982. Se trata de Celestino Pardo quien, según subrayan desde Moncloa, cumplía con los requisitos que establece la ley para convertirse en consejero del conocido como 'banco malo'.
Esta es una de las respuestas que ha remitido el Gobierno al portavoz de Justicia de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Gaspar Llamazares, quien hace seis meses registró una batería de preguntas sobre varios asuntos relativos a la plaza que Rajoy conserva en el registro de Santa Pola (Alicante).
Una de las cosas que preguntaba el diputado de IU era qué méritos justificaron el nombramiento como consejero de la Sareb de la misma persona que Rajoy propuso para sustituirle en Padrón. El Ejecutivo le contesta que procedió al nombramiento de Pardo para ese puesto porque se ajustaba a los requisitos legales.
SEIS MESES PARA CONTESTAR CON ESCUETAS EXPLICACIONES
Según ha denunciado IU a través de una nota de prensa el Gobierno ha "despachado" con "escuetas explicaciones" de "uno o dos párrafos", casi todos de "un par de líneas", la mayoría de las preguntas planteadas por Llamazares, pese a que a tardado seis meses en contestarlas
El Gobierno, por ejemplo, responde que Rajoy "no tuvo en ningún momento conocimiento del modo y lugar de custodia del expediente relativo a su vida administrativa" a la pregunta de si el presidente supo, cuando era ministro den 2001 que el entonces jefe del Ejecutivo, José María Aznar, trasladó esa documentación a un "archivo secreto".
Además, Moncloa hace varias aclaraciones a Llamazares. En primer lugar que Rajoy no está "en excedencia" como el diputado de IU afirmaba en sus escritos, sino en situación "de servicios especiales", y que no cobra por seguir siendo titular del registro de Santa Pola.
"En el caso del Registro de la Propiedad de Santa Pola, el registrador titular se encuentra en situación de servicios especiales con reserva de plaza. Al frente del mismo se encuentra un registrador accidental permanente, sin que el titular perciba retribución por este concepto, de acuerdo con el Reglamento Hipotecario", argumenta textualmente el Ejecutivo.
SIEMPRE ACORDE A LA LEY
También justifica que Rajoy no haya especificado su situación de servicios especiales en las declaraciones de bienes que presenta en el Congreso desde que es diputado porque se trata de una "situación administrativa y como tal" no tenía por qué hacerlo.
Llamazares también preguntó si Rajoy había incumplido preceptos legales al combinar su condición de registrador y cargo político, como el que obligaba a los registradores a residir en "la capital del registro" y ausentarse de ella únicamente con autorización ministerial.
Desde el Ejecutivo se garantiza que el ahora presidente del Gobierno "se ha ajustado siempre a la legislación aplicable al efecto, tanto en lo relativo a su situación administrativa por razón de puesto o cargo desempeñado en cada momento, como en la percepción de la retribución correspondiente".