Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno pide a Susana Díaz "abandonar la confrontación" sobre la PAC

Sobre los fondos de desarrollo rural, dice que si "se hubieran repartido como la UE y las comunidades querían, Andalucía hubiera perdido"
La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha negado "rotundamente" que Andalucía haya perdido un total de 160 millones de euros en ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) y ha pedido a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural que "abandone el giro de confrontación que acaba de emprender contra el Gobierno central, porque eso va en contra de los intereses de ganaderos y agricultores andaluces".
En rueda de prensa junto a la secretaria general de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, la delegada ha explicado que durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con la posibilidad que había encima de la mesa de la tasa plana, Andalucía hubiera perdido 1.336 millones de euros de ayuda directa", y que "cuando el ministro llegó a la negociación se encontró con una negociación difícil de la tasa plana". Sin embargo, este Ministerio, "por el bien de Andalucía, consiguió darle la vuelta para conseguir las ayudas directas para España y Andalucía de forma muy importante".
"Teniendo que la reducción económica estaba claro a nivel europeo, para España y Andalucía el nivel de ayudas directas es el mismo", por tanto "quiero negar rotundamente las manifestaciones que dicen que en ayudas directas nuestra comunidad autónoma pierde 160 millones de euros", y "decir que esas declaraciones solo llevan a pensar que el Gobierno andaluz quiere confrontar con el Gobierno de la Nación". Y encima, continúa la delegada, "en una negociación que es absolutamente positiva consiguiendo que llegue a los agricultores y ganaderos el dinero en ayudas directas que tenía antes, y especialmente al olivar, que hubiera sido uno de los grandes perjudicados en la negociación del Gobierno anterior".
"Justo sería que hubieran identificado esto porque estarían faltando a la verdad sobre los datos económicos en las ayudas directas", lamenta Crespo, quien pide a la Consejería y a la presidenta, que "parece que ha dado un giro hacia la confrontación con el Gobierno central", que "claramente no tenga esa actitud negativa para Andalucía". Por el contrario, añade que con el anterior consejero del ramo, Luis Planas, "estaba claro que esta negociación era conjunta, incluso alabó lo que se consiguió para la PAC en ayudas directas para la región".
De este modo, Crespo aclara en que "no es cierto que haya una pérdida en ayudas directas", al tiempo que señala que "hay una oscilación del 0,67% en estas ayudas que dependerá de la gestión de la Consejería de la Junta". "Que abandone el giro de confrontación que acaba de emprender contra el Gobierno central, porque eso va en contra de los intereses de ganaderos y agricultores andaluces", reitera.
Por su parte, y sobre la "polémica" en torno a los fondos de desarrollo rural, Crespo señala que si dichos fondos "se hubieran repartido como la Unión Europea y las comunidades autónomas querían, Andalucía hubiera perdido". Pero, continúa, que el Ministerio "haya moldeado esa posibilidad, ha salvado a la comunidad de perder cerca de 200 millones en desarrollo rural". "No es cierto que haya perdido la cantidad que ellos dicen --258 millones-- sino que el Ministerio se ha metido por medio para salvar en cerca de 200 millones esa posibilidad de pérdida". Por tanto, la Consejería y la Junta "tendrían que reconocer ese papel mediador del Gobierno".
"Andalucía tiene el 23,7% del total de los fondos de desarrollo rural --1.906 millones--, mientras que la siguiente es Castilla-La Mancha con el 14,2%, lo que significa que es la primera comunidad autónoma en fondos en al PAC". Así, Crespo insiste en que el Gobierno central "ha beneficiado a Andalucía" y pide a la Junta que "sean justos" es sus consideraciones porque "de haber hecho la negociación anterior hubiéramos perdido mucho para nuestra tierra en agricultura y ganadería", asegura.
Por su parte, García Tejerina ha apuntado que desde enero de 2012, el Gobierno "está negociando en la UE en defensa del campo andaluz", defensa que "se traduce en un presupuesto de 47.000 millones de euros para la agricultura española hasta 2020, del cual la principal partida será destinada para Andalucía". Señala, además, que "se ha dado la vuelta a una PAC sobre unos planteamientos perjudiciales para Andalucía, a tener una PAC que permite dar viabilidad a todos los sectores andaluces".
Asimismo, ha manifestado que en la aplicación de la Política Agraria Común, la Junta de Andalucía "ha apoyado la inmensa mayoría de las decisiones adoptadas", incluso "las adoptadas en la Conferencia Sectorial celebrada ayer, excepto dos". "Lo acordado en la Conferencia garantiza el apoyo y las rentas a la agricultura y ganadería hasta 2020, que seguirán percibiendo la misma cantidad de ahora en el primer pilar", lo que, a su juicio, "es un extraordinario punto de partida para Andalucía, que podría haber perdido 1.336 millones".
Al respecto, ha añadido que "consolidadas las cantidades", toda pérdida a la renta de los sectores "será solo imputable a la Junta, que tiene que dinamizar la buena gestión administrativa". "Andalucía mantiene su mismo nivel de apoyo, lo cual era impensable en enero de 2012", manifiesta García Tejerina, que indica que la cifra actual "supera con creces las expectativas de las organizaciones profesionales que hoy están pidiendo más".
LA SECTORIAL HA ACABADO CON 'LOS AGRICULTORES DE SOFÁ'
Además, ha asegurado que las ayudas acopladas aprobadas este martes "benefician a muchos sectores andaluces", de hecho junto con Extremadura "son las únicas comunidades que tienen todos los sectores a los que se les concedió una ayuda asociada", y ha destacado que el Gobierno "negoció un régimen específico para los pequeños agricultores --los que cobran menos de 1.250 euros al año--", que en Andalucía representan "el 40%".
Subraya también que en la Conferencia Sectorial se aprobó también "un paso histórico para el sector agrario español", como "es centrar las ayudas en agricultores que tienen actividad importante en su explotación", con lo que "se han acabado los agricultores de sofá".
Sobre las medidas no aceptada por Andalucía en la Sectorial, la secretaria general ha indicado que la comunidad "no apoyó las ayudas acopladas porque pese a que sale favorecida, quería una ayuda adicional al olivar en pendiente", una propuesta que "no se aceptó esta propuesta porque pretendía dejar fuera al olivar de baja producción".
La otra cuestión rechazada por la comunidad andaluza ha sido el reparto de los fondos de desarrollo rural, "ya que durante el periodo 2007-2013, el Gobierno anterior hizo una propuesta de reparto sin ningún criterio efectivo, lo que hizo que algunas comunidades perdieran más del 60% de estos fondos, en un momento, además, que había menos fondos".
Por tanto, la Conferencia Sectorial era "contraria a consolidar esta situación", e incluso "querían aplicar los criterios objetivos de la UE por los que Andalucía hubiera perdido 405 millones de euros". Sin embargo, el Gobierno central "ha establecido un suelo de pérdidas por el que no se pudiera perder más de un diez por ciento en beneficio de Andalucía, lo que ha significado que Andalucía tenga 200 millones de euros más de los que con criterios objetivos le corresponden", en contra, incluso, "del resto de comunidades autónomas".