Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno sueco abandona el capital de Nordea Bank veinte años después de su rescate

El Gobierno sueco ha completado la venta por 21.600 millones de coronas (2.493 millones de euros) de la participación del 7% que aún mantenía en Nordea Bank, el mayor banco del Norte de Europa, que tuvo que ser nacionalizado a raíz de la crisis bancaria de Suecia a principios de los años 90.
En concreto, el Gobierno sueco ha vendido a inversores institucionales mediante una colocación acelerada un total de 284,18 millones de acciones equivalentes al 7% del accionariado de Nordea a un precio unitario de 76 coronas por título, lo que elevó el montante de la transacción a 21.600 millones de coronas.
El Gobierno sueco indicó que destinará estos ingresos a "reducir la deuda nacional" y precisó que durante su mandato ha obtenido 60.100 millones de coronas (6.927 millones de euros) a través de la venta de acciones de la entidad.
De este modo, el Estado sueco culmina su salida del capital de Nordea Bank algo más de veinte años después de que la entidad fuera nacionalizada a principios de los años 90 a raíz de la crisis bancaria sueca.
"Es bueno que el Gobierno haya vendido su participación en Nordea unos 20 años después de la crisis bancaria de los 90", destacó el ministro de Mercados Financieros sueco, Peter Norman.
"El papel del Gobierno es regular a la banca, no ser su propietario. Las acciones bancarias son activos de riesgo y los bancos requieren una regulación estricta y una supervisión exhaustiva", añadió.