Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba el acuerdo bilateral con Cuba para reestructurar su deuda a largo plazo

El Consejo de Ministros ha aprobado el acuerdo bilateral firmado entre el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y Cuba, sobre reestructuración de la deuda a largo plazo derivada de los antiguos créditos de Fondos de Ayuda al Desarrollo (FADs). El acuerdo, siguiendo las recomendaciones del Club de París, supone reestructurar el pago del principal e intereses contractuales y condonar los intereses de demora.
Cuba es el segundo deudor de España por volumen de deuda. A 31 de octubre de 2015 la deuda de Cuba con España estaba íntegramente impagada y ascendía a 2.444,06 millones de euros. La deuda se deriva, tanto del seguro de crédito a la exportación por cuenta del Estado (gestionado por CESCE y que ya ha sido reestructurada), como de créditos del extinto Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD), gestionados por el ICO.
Dada la evolución de la situación política de la isla y con el objetivo de impulsar la relación comercial bilateral y consolidar la presencia de empresas españolas, el Ministerio de Economía y Competitividad llegó en noviembre de 2015 a un acuerdo con las autoridades cubanas que permitió la renegociación de la deuda a corto plazo, que ascendía a 201,5 millones de euros.
En cuanto a la deuda a largo plazo, ésta se negocia en el seno del Club de París. El 12 de diciembre de 2015 Cuba firmó con sus acreedores soberanos unas recomendaciones sobre las nuevas condiciones para la reestructuración y condonación de la deuda a largo plazo, que España ha puesto en marcha con el fin de fortalecer sus relaciones con la isla e impulsar la apertura económica del país.