Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno no aprobará este viernes el techo de gasto de 2017, aunque podría hacerlo tras las elecciones

El Gobierno no aprobará este viernes el techo de gasto para 2017, antes de que finalice el mes de junio como establece la ley, aunque no renuncia a hacerlo una vez pasen las elecciones generales de este domingo, en función de cuáles sean los resultados electorales, según indicaron a Europa Press en fuentes del Ejecutivo.
El Gobierno no aprobará este viernes el techo de gasto para 2017, antes de que finalice el mes de junio
como establece la ley, aunque no renuncia a hacerlo una vez pasen las elecciones generales de este domingo, en función de cuáles sean los resultados electorales, según indicaron a Europa Press en fuentes del Ejecutivo.
De hecho, el propio ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, señaló a principios de este mes que su departamento estaba ya trabajando en la elaboración del techo de gasto para el próximo año, primer paso para la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017, con la idea de poder presentar las cuentas anuales dentro de los plazos legales si el PP logra formar Gobierno tras las elecciones del 26 de junio.
Montoro dijo entonces que si tras las elecciones generales del 26 de junio se constituye el nuevo Gobierno "con diligencia", daría tiempo a presentar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) antes del último trimestre del año, dentro del plazo que marca la Ley. Además, adelantó que el techo de gasto se podría aprobar mediante una "tramitación especial" si el PP saliera elegido en las urnas para formar Gobierno.
De aprobarse el techo de gasto en julio no sería la primera vez que se retrasa su aprobación, a pesar de que la Ley de Estabilidad Presupuestaria fija como fecha límite el primer semestre de cada año. De hecho, el pasado ejercicio, el Gobierno aprobó el techo de gasto el 10 de julio, y eso a pesar de que la aprobación de los Presupuestos Generales se adelantó más de un mes sobre la fecha habitual.
El techo de gasto a presentar incluiría, como cada año, una previsión de ingresos y de gastos para el año siguiente. Sobre los primeros, Montoro sigue decidido a reducir impuestos y ha instado a quienes critican esta política a valorar, no lo que prevé hacer el Gobierno, sino la rebaja fiscal ya llevada a cabo en 2015 y 2016.