Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno defiende la supresión de los préstamos subsidiados por la caída de los tipos y los precios

El Gobierno defiende su decisión de suprimir las ayudas de subsidiación de préstamos hipotecarios alegando que el contexto general es de caída de los precios de la vivienda y de los tipos de interés, que a su juicio es suficiente para "compensar" la pérdida de estas cantidades.
Así se lo hace saber al diputado de UPyD Toni Cantó, en respuesta a una pregunta escrita relativa a la decisión del Ejecutivo de suprimir la concesión de nuevas ayudas y de las que aún no hubieran sido reconocidas por las comunidades autónomas antes de la entrada en vigor del decreto ley de Medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, aprobado en julio de 2012.
Cantó apelaba en su texto tanto a sentencias judiciales a favor de los beneficiarios de estos préstamos subsidiados como al informe de septiembre del Defensor del Pueblo en el que se solicitaba al Ministerio de Fomento que pagara las renovaciones de las ayudas correspondientes a planes de vivienda anteriores al de 2009-12.
Además, el diputado de la formación magenta señalaba que la decisión supone la aplicación retroactiva de una medida, lo que conlleva un "injusto" incremento de la cuota hipotecaria para miles de familias de entre 90 y 400 euros mensuales "en unas condiciones socioeconómicas muy difíciles".
RESPONSABILIDAD DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS
En su respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno señala que la decisión de suprimir estas ayudas se tomó "valorando la tendencia a la baja en la evolución de los precios de la vivienda, así como de los tipos de interés, que compensan el no reconocimiento o la no renovación de la ayuda".
Además, recuerda que la decisión "únicamente afecta a las nuevas solicitudes o renovaciones de ayudas de subsidiación", y no a las que ya hubieran sido reconocidas antes del 15 de julio de 2012 por las comunidades autónomas, que son las que reciben las solicitudes y las gestionan, reconociendo o no el derecho al cobro de la ayuda, dada la distribución competencial en materia de Vivienda.
En este sentido, el Gobierno también justifica la imposibilidad de ofrecer los datos concretos que solicitaba Cantó en su pregunta, tales como el número de solicitudes presentadas en tramitación a las que se ha denegado el reconocimiento o renovación de la ayuda, las peticiones de dación en pago por no poder pagar el préstamo o cuánto dinero se ahorrará el Estado con la medida.
Las subsidiaciones de préstamos son unas ayudas financieras estatales destinadas a facilitar al beneficiario el pago de la amortización del capital del préstamo así como sus intereses a través de una cuantía fija que el Ministerio de Fomento abona a la entidad financiera una vez que ésta factura al prestatario.