Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno destinará 6 millones a la flota afectada por el acuerdo de la Unión Europea con Mauritania

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha avanzado este viernes que el Gobierno ha acordado poner en marcha ayudas por valor de 6,10 millones de euros destinadas a la flota afectada por la situación del acuerdo de pesca de la Unión Europea con Mauritania, tanto para armadores o propietarios de buques, como para tripulantes de las flotas.
En rueda de prensa junto al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el ministro de Agricultura ha especificado que estas ayudas irán con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y estarán además cofinanciadas por la Unión Europea.
Con todo, Arias Cañete ha recordado que su departamento rechazó la rubrica del acuerdo entre la Comisión Europea y Mauritania porque este recogía condiciones técnicas que hacen inviable la pesca.
Por lo tanto, el ministro ha añadido que "en las instituciones europeas, los representantes del Gobierno español se van a posicionar en contra de la ratificación del protocolo y vamos a demandar que se negocie un nuevo acuerdo con condiciones distintas que permitan faenar a la flota española en condiciones razonables".
En concreto, los armadores o propietarios de barcos recibirán, de acuerdo con los baremos del Fondo Europeo de la Pesca, una cantidad diaria que dependerá del tamaño del buque, mientras que las ayudas a tripulantes serán de 45 euros por día de parada.
Asimismo, Cañete ha especificado que la duración de las ayudas será de seis meses, a pagar con carácter retroactivo desde el día 1 de agosto. En total, según ha destacado el ministro, estos acuerdos afectarán a 37 barcos (21 correspondientes a la flota cefalopodera y 16 a la flota marisquera) y un número estimado de 225 tripulantes.
No obstante, el Gobierno considera que se trata de una medida "excepcional", ya que considera que la Unión Europea tiene que "renegociar el acuerdo y buscar nuevas condiciones de pesca", ha recalcado el ministro, que manifiesta que este acuerdo es el "más importante" en esta materia.