Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno catalán busca el diálogo con Montoro pero le advierte de que no son "subordinados"

El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, asegura que el Gobierno de la Generalitat quiere empezar de cero su relación con el Gobierno Central, abrir un diálogo y presentar un planteamiento razonable contra el déficit público, pero advierte al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de que no se les puede tratar como "subordinados".
Así se ha expresado este jueves en declaraciones a RAC1 recogida por Europa Press, donde también ha lamentado que las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) "no son realmente foros de debate y tampoco son foros donde se apruebe nada", sino encuentros en los que se oficializan decisiones ya tomadas.
Ha apuntado que el Gobierno catalán tiene "intención de cumplir con las leyes y hacer los esfuerzos máximos", y ha añadido que no se puede poner en duda la voluntad de la Generalitat de alinearse con los objetivos europeos.
El Ejecutivo catalán quiere estar en línea con Bruselas, según ha afirmado Mas-Colell, quien entiende perfectamente lo que se exige desde Europa, a pesar de que algunas decisiones le gusten más o menos.
Preguntado por su ausencia en la reunión del martes del CPFF, ha insistido en que no era ni una reunión prevista ni de emergencia, sino que servía para cumplir unos trámites antes de enviar documentación a Bruselas, y por eso el Govern se propuso "mantener el énfasis de la reunión anterior sobre el desacuerdo de cómo se había distribuido el déficit".
REPRESALIAS POLÍTICAS
El consejero ha aseverado que la Generalitat no teme represalias políticas por lo que ha señalado que espera que el Gobierno central "no incluya condicionamientos políticos en este proceso que ya es suficientemente complicado".
Ha subrayado que el Gobierno de Artur Mas lo que quiere es "participar como socios en un proceso previo en el que se llegan a decisiones", y oficializarlas tras una discusión previa.
Mas-Colell también ha afirmado que la Generalitat "no se plantea en este momento llevar la distribución del déficit ante el Tribunal Constitucional", como sí lo hará la Junta de Andalucía que se reúne este jueves, con carácter extraordinario, para autorizar la interposición de recursos por vía contencioso-administrativa y constitucional contra los acuerdos adoptados en el CPFF.