Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno garantiza que la posible privatización de Aena no afectará al servicio de bomberos de aeropuertos

El Gobierno asegura que la posible entrada de capital privado en el gestor aeroportuario Aena --concretamente en su sociedad mercantil Aena Aeropuertos-- no tendrá "ninguna afectación ni repercusión" sobre el servicio de extinción de incendios de los aeropuertos, ya que es "irrelevante" que los bomberos de estas instalaciones estén adscritos a una sociedad mercantil (con o sin participación privada) o a una entidad pública empresarial.
Así lo asegura en respuesta al diputado socialista Antonio Hurtado y a la diputada del BNG Rosana Pérez, quienes en sendas preguntas parlamentarias se interesaron por el impacto que la posible privatización de Aena Aeropuertos podría tener sobre este servicio y, en particular, sobre las garantías de seguridad de los aeropuertos españoles.
Sin embargo, en su respuesta, que recoge Europa Press, el Ejecutivo asegura que "una posible entrada de capital privado en Aena Aeropuertos, independientemente del mayor o menor porcentaje de esa eventual participación, tendría sobre los servicios de bomberos de los aeropuertos la misma repercusión que para cualquier otro trabajador de la sociedad mercantil estatal, no previéndose ninguna afectación ni repercusión en la eficacia de las actuaciones de dicho colectivo en sus actuaciones ante emergencias aéreas".
Es más, Fomento ve "irrelevante" que los 1.500 bomberos que actualmente trabajan en los aeropuertos de la red Aena pertenezcan a una sociedad mercantil pública o privada, o a una entidad pública empresarial, ya que "eso en nada modifica el servicio que se presta ni la rapidez y eficacia que debe emplearse en el mismo".
"La adscripción laboral del servicio de extinción de incendios no afecta a la seguridad de los aeropuertos", apostilla, recordando que "la seguridad de las instalaciones aeroportuarias no debería verse afectada por el modelo de gestión de los medios materiales o humanos" ya que la seguridad de la actividad de las instalaciones es "responsabilidad directa del titular" de la misma, independientemente de bajo qué modelo la gestione.
PASA EN OTROS PAÍSES.
De hecho, el Gobierno recuerda que en países como Francia, Alemania o el Reino Unido los bomberos están contratados por el propio aeropuerto, por lo que su relación laboral dependerá de si la titularidad de las instalaciones es pública o privada, existiendo ambas opciones sin merma de la seguridad.
Con respecto a las dudas sobre si el cambio de adscripción laboral supone que los bomberos queden fuera del ámbito de la protección civil y sujetos, por tanto, a responsabilidades civiles directas y no subsidiarias de la Administración, el Gobierno afirma que el paso de los trabajadores a Aena Aeropuertos "tampoco ha supuesto una modificación" de su relación con la protección civil, que es "la misma" que cuando laboralmente dependían del Estado.
"En ambos casos, tal como establece expresamente la Ley de Protección Civil, se considerarán a todos los efectos colaboradores de protección civil y estarán a disposición de las autoridades competentes en materia de protección civil, siempre que no haya detrimento del plan de autoprotección (de su aeropuerto)", precisa la respuesta parlamentaria.
Y es que la normativa de protección civil no distingue entre trabajadores públicos o privados siempre que estén destinados a servicios de vigilancia, protección y lucha contra incendios, por lo que todos los trabajadores de este sector, sean públicos o privados, "podrán seguir prestando su colaboración en materia de protección civil en la misma medida que venían prestándolo hasta ahora".
EL CONGRESO YA HA RECHAZADO INICIATIVAS SOBRE ESTE ASUNTO.
Ésta no es la primera vez que los grupos parlamentarios se interesan por este problema. De hecho, el pasado 11 de marzo la Comisión de Fomento rechazó, con el voto en contra del PP, una iniciativa de CiU reclamando que se garantice que el servicio de bomberos se mantenga dentro de la empresa pública Aena.
Los 'populares' argumentaron entonces que aún no es momento de hablar sobre este tema ya que no se conoce todavía el futuro de Aena Aeropuertos y su posible privatización, y garantizaron que los puestos de trabajo y las condiciones laborales de este colectivo están a salvo y que no sufrirán "un paso atrás" en sus capacidades.
Aún están pendientes de debate, sin embargo, iniciativas del mismo tenor presentadas por el PSOE y el Bloque Nacionalistas Galego (BNG) que, como los nacionalistas catalanes, rechazan que los bomberos de los aeropuertos pasen a Aena Aeropuertos, sobre todo si entra capital privado, y exigen que se mantengan como empleados del ente público Aena para garantizar sus condiciones de trabajo y para que no se produzca ninguna merma en la seguridad de los aeropuertos españoles.
También los propios bomberos aeroportuarios, agrupados en la Asociación de Bomberos Profesionales de Aeropuerto (ASOBOPA), rechazan la privatización del servicio, advirtiendo de que la pérdida de autoridad que conllevaría esta medida repercutirá en la seguridad de los usuarios de estas infraestructuras.