Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno esperará a conocer las intenciones del BCE antes de una eventual petición de rescate

El Gobierno español esperará a conocer los planes que maneja el Banco Central Europeo (BCE) para frenar la escalada de los tipos de interés de la deuda soberana antes de decidir si formula una segunda petición de rescate, informaron a Europa Press en fuentes gubernamentales.
El consejo de gobierno del organismo que preside Mario Draghi se reúne el próximo 6 de septiembre, y el Ejecutivo español espera que ese mismo día defina su plan para garantizar la sostenibilidad de la deuda española.
Las mismas fuentes reconocieron que durante el mes de agosto se están manteniendo contactos tanto con Bruselas como con el organismo que preside Mario Draghi sobre esta cuestión, pero dejaron claro que el Gobierno español aún no ha tomado una decisión al respecto.
El Ecofin se reúne los próximos 14 y 15 de septiembre y es muy probable que la cuestión de un posible rescate 'blando' a España figure en los temas a tratar, por lo que cualquier decisión se adoptaría a posteriori.
A finales de julio, Draghi afirmó que la institución haría "lo que fuera necesario" para garantizar la supervivencia del euro, "y créanme, será suficiente", aseguró. Posteriormente, el 2 de agosto, al término de la reunión del consejo del BCE, supeditó una posible actuación del organismo en el mercado de deuda a que los países con problemas formalicen su petición de rescate al Fondo de Estabilidad Financiera (FEEF), e insinuó que una eventual actuación se enfocaría sobre el corto plazo de la curva de vencimiento.
La agencia Reuters indica hoy que el Gobierno español mantiene negociaciones con representantes de la zona euro sobre las condiciones que implicaría la ayuda internacional que permitiría reducir los costes de su deuda soberana, aunque el Ejecutivo español no ha tomado aún la decisión final de solicitar el rescate, según indicaron tres fuentes distintas con conocimiento de la situación, que precisaron que no se ha concretado ninguna cifra.
En este sentido, no se espera que se adopte decisión alguna antes del 12 de septiembre, fecha en la que el Constitucional alemán se pronunciará sobre la legalidad del pacto de disciplina fiscal europeo y del MEDE, mientras que los contactos podrían intensificarse entre el 14 y 15 del próximo mes, coincidiendo con la reunión que mantendrán los ministros de Finanzas europeos.