Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno no ve margen para modificar la cotización de los pagos en especie en su desarrollo reglamentario

El Congreso de los Diputados prevé convalidar mañana el Real Decreto de medidas urgentes para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, en el que se incluye la obligación de cotizar a la Seguridad Social por ciertos conceptos salariales en especie (aportaciones a planes de pensiones, seguro médico, vales de comida, etc.), y todo apunta a que el Gobierno se opondrá a su trámite como proyecto de Ley.
Fuentes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social han señalado que "no consta" esta posibilidad en el seno del gabinete, pese a las críticas generalizadas de la oposición a esta medida. Además, ante la posibilidad de que el texto pueda recibir modificaciones que permitan atender las demandas de sus detractores, especialmente de la CEOE y Cepyme, en el posterior desarrollo reglamentario del Real Decreto, las mismas fuentes han asegurado que éste "no tendrá mucho recorrido".
Así pues, desde el Gobierno han reiterado la idoneidad de tal medida ante la necesidad de que las empresas y los trabajadores "coticen por todos los conceptos retributivos", para asegurar que no se pierden ingresos para el sistema y que los empleados cuenten con mayores prestaciones y pensiones en el futuro.
Además, ante la posibilidad de que esta medida se pudiera poner en marcha esta medida de forma progresiva, sin que estos conceptos sean objeto de cotización por el 100% en un primer momento, como baraja la patronal, según una información publicada este martes por el diario ABC, las mismas fuentes han negado tal posibilidad argumentando que "los derechos no se trocean".
En cuanto a las críticas del presidente de Cepyme, Jesús Terciado, quien este martes ha acusado al Gobierno de cambiar "las reglas del juego", el Gobierno considera que se trata de una medida para lo que nunca habría sido un buen momento, a la vista de las críticas de los empresarios. Según han insistido, era necesario cortar de sin dilación "esta vía de agua" de los ingresos a la Seguridad Social ante la práctica cada vez más habitual entre las empresas desde el inicio de la crisis de pagar parte del salario de sus trabajadores en especie.
Por otro lado, como puso de manifiesto la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en el Congreso de los Diputados la pasada semana, desde el Gobierno se contempla la posibilidad de introducir "flexibilidades" para aquellas empresas que no puedan hacer frente a estas cotizaciones a través de mecanismos como el aplazamiento en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.