Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno duplica la tasa de ayudas a la navegación para que los usuarios financien a Salvamento Marítimo

El Gobierno ha decidido duplicar la actual tasa de ayudas a la navegación con el objetivo de que los usuarios de los servicios que actualmente presta la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR) sean sufragados por sus usuarios. Así, el organismo ingresará unos 9,6 millones de euros al año, lo que supone que "los usuarios soportarán prácticamente la totalidad del coste del servicio".
Esta modificación de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, articulada a través del decreto ley de Reformas en materia de infraestructuras y transportes y otras medidas económicas, fue aprobada por el Consejo de Ministros del pasado 24 de enero, si bien aún debe ser convalidada por el Congreso.
Según la memoria del decreto ley, a la que ha tenido acceso Europa Press, el objetivo de la medida es "diseñar un sistema de financiación más eficiente en el que los usuarios que reciben servicio de ayudas a la navegación por parte de SASEMAR soporten los costes del mismo", un cambio que es "urgente" para alcanzar el equilibrio presupuestario en la sociedad.
Y es que actualmente los remolques, asistencias y servicios de lucha contra la contaminación en los que hay un causante identificado se cobran al usuario, pero el resto de servicios de vigilancia y prevención, ayudas a la navegación, salvamento de la vida humana (inmigración irregular), etc son "servicios gratuitos para los ciudadanos". Esto supone que más del 95% de los costes de SASEMAR se financian con cargo a los Presupuestos, mientras que la comunidad marítima "sólo contribuye mínimamente".
10,12 MILLONES DE COSTES
Y es que SASEMAR gasta anualmente en lo servicios de ayuda a la navegación cerca de 10,12 millones de euros por personal (6,8 millones) y por sus costes de explotación (3,2 millones), que incluyen el mantenimiento de sus infraestructuras y equipos de control, las comunicaciones y otros servicios.
Con este presupuesto, la sociedad se encarga las 24 horas de todos los días del año de ayudar a la navegación, seguir el tráfico, y de los rescates, búsquedas, evacuaciones médicas, remolque y lucha contra la contaminación, desde los 20 centros de coordinación que tiene repartidos por todo el país, y que cuentan con once helicópteros, tres aviones y 73 embarcaciones.
Ahora, el cambio en la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante supone ampliar la definición de 'servicio de señalización marítima' para "ajustarlo a la situación real" y acercar la cuantía del servicio prestado a los costes reales que afrontan las autoridades portuarias y también SASEMAR.
La nueva tasa se aplicará a todos los buques o embarcaciones --independientemente de su tipo y de su ubicación o puerto--. En el caso de buques mercantes, deberán pagar las tres primeras escalas que hagan mientras que los pesqueros y embarcaciones deportivas tendrán que pagar una vez al año si tienen base en un puerto, y cada 30 días si no la tienen.
No obstante, el Gobierno ha articulado bonificaciones para los buques y embarcaciones de pesca de bajura o de litoral, y para las embarcaciones de recreo o deportivas de hasta nueve o doce metros de eslora, según su tipología.
Así, la tasa de ayudas a la navegación se mantendrá en 0,29 euros para los puertos del Estado, pero además se cobrarán otros 0,28 euros para sufragar los servicios de SASEMAR. En cualquier caso, el Gobierno defiende que esta modificación no impactará en la competencia, ya que afecta a todos los puertos estatales y autonómicos, y subraya que el total recaudado "sólo supone el 1% del total de ingresos por tasas" del sistema portuario.