Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno adapta las normas contables a las entidades sin fines lucrativos

El Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto que recoge las normas de adaptación del Plan General de Contabilidad (PGC) a las entidades sin fines lucrativos y el modelo de plan de actuación de estas entidades.
Para reforzar la seguridad jurídica y adaptar su contabilidad a las normas internacionales, el Gobierno considera que "no tiene sentido" valorar los activos en función del beneficio económico, por lo que tendrá en cuenta que éstos generen rendimientos aprovechables en la actividad futura.
El decreto aprueba también un modelo general de plan de actuación de las entidades sin fines lucrativos, cuyo grado de cumplimiento debe incluirse en la memoria de las cuentas anuales.
En este plan se deberán concentrar los datos que permitan comprobar el grado de realización de cada actividad o el grado de cumplimiento de los objetivos, de forma que se da una mayor homogeneidad y transparencia a la información suministrada por estas entidades.