Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda de las CCAA hasta 2020

El Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo por el que se establecen los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para todas y cada una de las comunidades autónomas de régimen común para el período 2018-2020.
En concreto, los objetivos de déficit quedan fijados en el 0,4% del PIB para 2018, el 0,1% para 2019 y el 0% para 2020, cuando las comunidades autónomas tendrían que presentar ya equilibrio presupuestario.
De la misma manera, se han aprobado los objetivos de deuda pública para el conjunto de las comunidades de régimen común, que serán del 24,1% para 2018, 23,3% para 2019 y 22,4% para 2020.
El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) -que reúne al Gobierno y a las comunidades autónomas- aprobó el jueves estos objetivos con el voto a favor de ocho comunidades autónomas (las cinco del PP, Canarias, Ceuta y Melilla), frente al voto en contra de nueve regiones (las siete socialistas, Cantabria y Cataluña).
De esta forma, la meta de déficit público del 2,2% del PIB comprometida para 2018 quedaría repartida en el 0,7% para el Estado, el 1,1% para la Seguridad Social, el 0,4% para las CCAA y el 0% para los ayuntamientos.
Para 2019, el objetivo de déficit del 1,3% se derivaría de un déficit del 0,3% del Estado y del 0,9% de la Seguridad Social, frente al 0,1% de las CCAA y el equilibrio de las corporaciones locales.
El objetivo de déficit del 0,5% en 2020 prácticamente supondría registrar equilibrio presupuestario, ya que las cinco décimas de déficit previstas para la Seguridad Social se verían compensadas con superávits de las entidades locales.
A su vez, el conjunto de las administraciones públicas tiene como objetivo reducir la deuda hasta el 97,6% en 2018, al 95,4% en 2019 y al 92,5% en 2020.
Mientras, el aumento previsto de la regla de gasto es del 2,4% para 2018, del 2,7% en 2019 y del 2,8% en 2020 acordados el 29 de junio.