Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno descarta una prórroga en la cuota del boquerón y negocia un intercambio con Portugal

El secretario general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Carlos Domínguez, ha apuntado que será "imposible" establecer una moratoria o prórroga en la decisión de cierre de la cuota de pesca del boquerón en el Golfo de Cádiz, decretado por el Ministerio, tras lo que ha recordado que se trata de un cierre "ya anunciado al sector y a los municipios" y ha apuntado que está negociando con Portugal un nuevo intercambio de cuota.
En declaraciones a Europa Press, Domínguez apunta que "difícilmente se puede decir que esta decisión se haya adoptado por sorpresa y de manera inesperada", toda vez que, según ha explicado, "durante los últimos meses se han venido manteniendo reuniones con los pescadores y armadores del Golfo de Cádiz y con la Junta de Andalucía, por lo que el sector pesquero ha sido consciente de la evolución de la cuota del boquerón".
En ese punto, ha recordado que la última reunión se celebró el 1 de agosto "y ahí ya se les advirtió de que habíamos conseguido 800 toneladas extra de cuota de boquerón procedente de Portugal, pero se les advertía de que no íbamos a poder estirar indefinidamente la pesquería y cabía el riesgo, si el sector no se autorregulaba, de que la pesquería cerrara durante agosto, algo desgraciadamente así ha sucedido".
El portavoz del Gobierno ha recordado que la pesquería de 2012 "ha venido lastrada por una sobrepesca de 1.000 toneladas de boquerón registrada en 2011, consentida por el Gobierno anterior, por lo que hemos tenido que pagar con cuota de 2012". "Hay que evitar sobrepesca y evitar que se acumulen penalizaciones año tras año y no podemos permitir que se empiece un año debiendo pescado de años anteriores", ha agregado.
Domínguez ha indicado que junto a las 800 toneladas extra de Portugal obtenidas ya, el Gobierno sigue trabajando "para conseguir más", a través de intercambio de cuota de pesca de boquerón por cuota de otra especie que le pueda "interesar" a Portugal, de forma que Portugal le cedería cuota de boquerón y España le cedería cuota de otra especie.
"No se trata de una decisión sorpresa ni inesperada, sino que el Gobierno está obligado a hacerlo en ejercicio de su responsabilidad y en cumplimiento de la normativa comunitaria y española", ha agregado Domínguez, quien insiste en que "ahora mismo es imposible moratoria alguna porque la pesquería está cerrada".
Insiste asimismo en que se están buscando alternativas "pero no depende de nosotros, sino de los acuerdos a los que podamos llegar con Portugal", que ahora deberá analizar sus datos y cifras y necesidades de productos para acceder a la propuesta del Gobierno español.
De esta forma, España espera que a inicios de septiembre pueda haber avances en ese sentido "y entonces convocaremos al sector pesquero del Golfo de Cádiz en el plazo más breve posible".
Además, Domínguez ha valorado la actitud tanto de la federación andaluza de cofradías de pescadores como la federación andaluza de armadores, que han sido "responsables y ejemplares" y que "han estado informados constantemente y son conscientes de que tenemos que mejorar y elaborar una reordenación de las pesquerías, donde los propios pescadores sean corresponsables de la situación que tenemos, donde hemos gastado la cuota que nos corresponde".
"Es necesario que pongamos todos de nuestra parte para lograr que esa cuota se aproveche y pueda llegar a pescar hasta el plazo más amplio posible", ha agregado el portavoz del Ministerio, quien considera que "todas las administraciones y sectores tenemos que ser muy responsables, pues las cuotas pesqueras son muy escasas y ajustadas, y no conviene jugar con eso".
"NO ES REALISTA PEDIR MÁS CUOTA"
Asimismo, considera que "no es verosímil que Andalucía y España pueda tener más cuota, hay que ser realistas", y aboga por "utilizar los instrumentos que el Gobierno dispuso, como los grupos de trabajo del caladero nacional, donde sector y administraciones públicas organicen las pesquerías para que todos puedan mantener una actividad estable y pueda llevar el pan a su casa".