Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno andaluz, "sorprendido" por las críticas del PP a la vía exprés para la devolución de dinero defraudado

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, se ha mostrado "sorprendida" por las críticas del portavoz del PP-A en el Parlamento andaluz, Carlos Rojas, a la propuesta de la Junta de una 'vía exprés' que permita agilizar la recuperación del dinero presuntamente defraudado por ayudas a empresas o cursos de formación, por lo que pide "un acuerdo general y un consenso político, lejos de la confrontación partidista, que permita una vía rápida en procedimientos en los juzgados para intentar recuperar lo que se ha perdido".
En declaraciones a los periodistas, Montero se ha "sorprendido" por las declaraciones de Rojas apuntando que esa propuesta de vía rápida "no es seria", a lo que Montero asegura que no entiende "dónde está la falta de seriedad".
En ese sentido, ha explicado que "cuando se reclama el dinero a los presuntos defraudadores que tienen ya condena o sentencias que obligan y que permiten a las administraciones reivindicar el dinero una vez que se constata que hay dinero que ha sido mal utilizado, estas entidades y defraudadores recurren a los tribunales en mil vericuetos legales para intentar no hacer frente a esas obligaciones de devolución del dinero".
Por ello, Montero pide que haya "un acuerdo general, un consenso político, lejos de la confrontación partidista, que permita que en los juzgados este procedimiento de reintegro fuera por una vía rápida para intentar recuperar el dinero público que se ha perdido y ser ejemplares, si se ha detectado fraude con el dinero público".
La consejera, por tanto no entiende el problema de esta propuesta y cree que "todo el mundo debería recibirla, que se estudiara detenidamente, para ver si se pueden arbitrar mecanismos, toda vez que hay muchas administraciones que han tenido graves dificultades para recuperar el dinero defraudado".
"Esto sería significativo, para que las administraciones pudieran cumplir con su cometido y los ciudadanos supieran que realmente quien tiene alguna responsabilidad en haber hecho un uso indebido o ha hecho fraude los pague a la mayor celeridad posible", agrega la consejera.