Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno tiende la mano a los sindicatos tras las manifestaciones contra el 'pensionazo'

El titular de Trabajo, Celestino Corbacho, ha calificado de "totalmente normal" y "cívica" la protesta de este martes . Tras insistir en que el Ejecutivo respeta el derecho de los agentes sindicales de expresar su postura en la calle a través de la movilización, Corbacho se ha mostrado convencido de que, no obstante, seguirá habiendo diálogo y se podrá llegar a un acuerdo final sobre la reforma del sistema de pensiones.
El dirigente sindical no quiso entrar en la "guerra de cifras" sobre la participación en la manifestación , aunque sí consideró que "ha canalizado lo que opina la inmensa mayoría de la población en nuestro país", sobre el retraso de la jubilación a los 67 años. Miles de personas salieron a las calles, en una convocatoria que tuvo un seguimiento masivo, según los sindicatos. Sin embargo, fuentes policiales rebajaron bastante las cifras de participación y aseguraron que las marchas no fueron tan multitudinarias.
Cándido Méndez es optimista sobre la participación en las marchar. El secretario general de UGT ha asegurado que la "inmensa mayoría" de la gente que se quedó en casa y no acudió a la manifestación contra la reforma de las pensiones "opina que los 67 años, no".
Tras reunirse con el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, en el Congreso de los Diputados para analizar la actual situación económica, Méndez hizo una valoración "positiva" de la convocatoria de Madrid, "a pesar del tiempo, que no fue bueno".
Criticó que "se estén haciendo lecturas apresuradas" sobre la convocatoria de ayer, que "son el inicio" de más manifestaciones que continuarán hasta el 6 de marzo y advirtió de que "nadie de manera forzada o precipitada intente hacer falsas lecturas", ya que la idea de la sociedad es "muy negativa".
"No es una prioridad"
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha recordado a UGT y CCOO que si las manifestaciones contra el retraso en la jubilación no fueron "muy concurridas" es porque la inmensa mayoría de los españoles está por que se reconozca, antes que cualquier otro, el derecho al trabajo.
De Cospedal ha añadido que en este momento, "mucha gente espera", y especialmente los parados, que la actividad sindical se centre en alcanzar soluciones para crear empleo, "más que lo que se está promoviendo" por parte de UGT y CCOO.
Sin embargo, ha recordado que corresponde a los sindicatos "liderar lo que ellos piensen que tienen que liderar en relación con la defensa de los derechos de los trabajadores".